Return to start

Percepción del hombre para clasificar animales

El hombre es el único ser que tiene la capacidad para razonar, es por eso que se le han atribuido derechos y responsabilidades, que sinceramente no debería tener. El ser humano se ha considerado superior a otras especies adueñándose de ellas y clasificándolas en qué especies mueren para consumo, cuáles pueden ser maltratadas para entretenimiento humano, o cuáles pueden ser domesticables.

¿Qué derecho tiene el ser humano para decidir qué animales mueren y qué animales no? ¿A quiénes se les debe dar cariño y a quiénes no? ¿Quién dice que las vacas deben sacrificarse y los perros domesticarse? ¿Quién ve bien a un payaso con un traje ridículo que esconde espadas detrás de una capa roja para torturar y asesinar lentamente a un animal frente a personas irracionales, insensibles e ignorantes que se divierten viendo el sufrimiento ajeno? Esto lo hace la percepción del hombre, así es como se clasifican a los animales, y la mayoría de las personas parecen estar bien con ello, porque jamás será lo mismo un taco de carne asada a un taco de cabeza de perro o a un taco de gato.

El fin de la vaca y cerdo es agonizar, siendo lentamente despedazados parte por parte, el del pollo es ser estrangulado y sumergido vivo en agua hirviendo hasta desplumarlo y despellejarlo.

Lamentablemente esto pasa, no se les tiene respeto cuando están vivos y mueren de una manera cruel. Se tiene que hacer algo al respecto.

¿Por qué el asesinar a una persona tiene más peso que asesinar a un animal? Tal vez sea egoísmo por creer que el hombre merece la vida más que otra especie o por pensar que es dueño de la naturaleza. Tal vez es su insensibilidad o dificultad para comprender que los animales también sienten y tienen derechos, aunque esto último es demasiado obvio. Lo evidente es que la humanidad jamás podrá dejar de comer carne.

Entonces lo que se debe hacer es respetar los intereses de los animales para evitarles el sufrimiento, se debe hacer algo con los métodos utilizados en las industrias con el fin de que no sientan dolor, porque si van a ser asesinados para consumo humano, deberían tener un trato justo y digno porque es su derecho.

Lo que sí debe terminar son los eventos donde los animales mueren para divertir a multitudes. No tiene sentido hacer sufrir a un animal por diversión, mucho menos asesinarlo. Seamos la voz de los que no pueden defenderse.

Carlos Miranda

Comments

Anonimo     3 February 2017

Muy cierto

Comments have been closed for this article.