Return to start

Otro turno de trabajo para la mujer: decisiones, carrera y hogar

Como mujer creo que muchas veces nos ponemos peso encima que no nos corresponde. Queremos hacer todo y que todo sea perfecto. Nos queremos presentar como la madre, esposa y mujer del año. Nos imaginamos siendo empresarias exitosas mientras llevamos a nuestros hijos a la escuela con su almuerzo hecho en casa y tenemos tiempo de salir al parque, ayudar con su tarea, hacer los quehaceres, pasar tiempo con el marido y terminar con un mini spa para relajarnos y tomarnos tiempo personal. Seamos realistas. Esos escenarios que vemos en la televisión no son ciertos. ¿Qué clase de mujer puede hacer todo eso y gozar de salud mental? Poder llegar a un balance y manejar todas estas situaciones requiere de mucho esfuerzo, dedicación y amor. Las mujeres debemos tomar decisiones fuertes constantemente y a veces nos preguntamos si estamos haciendo lo correcto. No podemos huir de las responsabilidades pero podemos organizar nuestras prioridades. Veamos las tres situaciones principales: trabajo, hogar y vida personal.

El trabajo puede ser el cielo o el infierno dependiendo de: 

1) si es en verdad lo que te gusta hacer

2) si te ayuda a salir de la rutina

3) si te ayuda a librarte del caos que puede ser tu hogar en estos momentos.

Tengas hijos o no, cuidar de un hogar es difícil y hay tantos detalles por estar arreglando constantemente. Es un poco desgastante y al sumarle pequeños, digamos que esos detalles se vuelven toda la casa y se convierten en un ciclo sin fin. El trabajo puede darte un respiro y cambio de ambiente para relajarte. Si tienes una oferta de trabajo y no sabes si tomarla piensa en cómo te sientes con tu rutina, si necesitas un poco de tiempo para ti y si trabajas bien bajo el estrés o en las circunstancias que llama ese trabajo.

El hogar es un refugio por uno mismo, su pareja y su familia. Como queremos lo mejor para nosotras mismas y para nuestros seres queridos elegir una casa a veces es complicado. Hay tantos factores a considerar pero los principales pueden ser: el lugar (te da tiempo de llegar al trabajo o escuela), el tamaño (te da oportunidad de crecer y tener una familia ahí), el costo (puedes pagar sin dejar tu alma empeñada) y el gusto (en verdad te visualizas en esa casa y te gusta más que otras). Recuerda que hay una casa para todos, puede parecer difícil encontrar la ideal pero existen muchas opciones y solo es cuestión de tener paciencia.

La vida personal no puede quedar al lado ni es el último punto por ser el menos importante, al contrario. Cuidarse una misma es más importante que lo demás. Si una no está sana, activa y feliz no puede estar dando todo de sí por alguien más. Cuidarte a ti misma es lo más importante, tú eres lo más importante que tienes. Tómate un tiempo libre, sal a pasear o quédate a descansar.  Separa una parte de tu día que sea dedicado solamente a ti. A la larga, te mantendrá serena para continuar con las luchas con las que nos enfrentamos a diario.

Las mujeres no somos superheroínas, somos personas y mujeres. Hacemos lo que podemos para cumplir con todo y ayudar a los demás. Nos afrontamos a situaciones sumamente difíciles y a veces dudamos de nosotras mismas pero hay que respirar hondo y poner las cartas sobre la mesa. Hay tantas opciones por tomar en cuenta y tanta presión. No dejes que eso te confunda o te desvíe de tu objetivo. Ya sea si quieres quedarte en casa y cuidar a tu familia y que tu pareja trabaje o si trabajas, tienes tu propia casa o no tienes familia de igual manera piensa siempre en lo que te hace feliz. Esa es la clave para tomar decisiones en la vida. 

Qué Busca