Return to start

La gorila de mis sueños

Una vez, un zoológico recibió una gorila hembra que era de una especie no muy común. Pasó el tiempo y todo iba bien hasta que la gorila comenzó a volverse muy irritable y difícil de adiestrar.

El veterinario del zoológico la examinó y al fin determinó el problema: la gorila estaba en celo. Y para hacer las cosas aún peor, no había gorilas macho de la misma especie en la misma área.

Mientras pensaban en qué hacer para solucionar el problema, los administradores del zoológico se enteraron de Miguel, un empleado que se encargaba de limpiar las jaulas de los animales. Se rumoraba que Miguel tenía la gran habilidad de satisfacer a todo tipo de mujer pero también se decía que no era un hombre muy listo. Después de hablarlo un rato, los administradores del zoológico llegaron a una solución.

Así que fueron con Miguel y le hicieron la siguiente pregunta: ¿Estarías dispuesto a coger con la gorila por 10,000 pesos? Miguel mostró algo de interés al escuchar la propuesta, pero dijo que tendría que pensarlo bastante.

Al día siguiente, Miguel les dijo a los administradores que aceptaría la oferta pero con tres condiciones. Así que dijo:

-Primero que nada, no quiero besarla. Segundo, no quiero tener nada que ver con cualquier descendiente que pudiera salir después de hacerlo.

Los administradores rápidamente aceptaron las dos primeras condiciones y preguntaron cuál era la tercera.

-Bueno… -dijo Miguel- Me tienen que dar otra semana para conseguir los 10,000 pesos.

Taciana Bañuelos Sauceda

Comments have been closed for this article.