Return to start

Este misterioso mamífero planeador es “hermano” de los primates

Los mamíferos planeadores llamados colugos surcan el aire utilizando membranas que se estiran entres su extremidades y que parecen alas de los murciélagos. Pero estos planeadores peludos son en realidad un grupo hermano de los primates, reveló un nuevo estudio.

Los colugos habitan en los árboles, con extremidades conectadas con aletas de piel conocidas como patagio o membrana planeadora. Estás criaturas viven en el sureste de Asia y los adultos llegan a medir de 35 a 40 centímetros de largo y pesan de uno a dos kilogramos.

Los científicos han debatido el linaje de los colugos durante el siglo pasado. Algunos expertos los han ligado con las musarañas, con las que esta especie comparte ciertas características físicas. Pero secuencias genéticas recientes han revelado que los colugos están más relacionados con los primates, el grupo que incluye tanto a los monos como a los humanos. Este descubrimiento podría ayudar a los científicos a desarrollar una fotografía más clara de la evolución de los primero primates.

Existen sólo dos especies conocidas de colugos, algunos conocidos como “lémures voladores” a pesar de que no son lémures, ni vuelan y son poco entendidas por un número de razones, de acuerdo con el coautor del estudio William Murphy, profesor del Departamento de Biociencias Veterinarias Integrales de la Universidad A&M de Texas

La adaptación inusual de planeación de los colugos, ha obstaculizado los esfuerzos para mantenerlos en cautiverio, cómo lo contó Murphy en un correo electrónico. Y su estilo de vida nocturno en lo alto de las copas de los árboles, hace difícil para los científicos observarlos y encontrarlos en la naturaleza.

“Sólo unas cuantas publicaciones han documentado la ecología y los hábitos de los colugos”, dijo Murphy.

Obtener muestras de tejido fresco de los colugos para realizar secuencias de ADN es por supuesto un reto, notó Murphy. Los primeros intentos para analizar el ADN de los colugos, que representaban tan sólo una parte del genoma de los colugos, no proveyó de ninguna respuesta fácil. El linaje de los colugos divergió de la de otros mamíferos hace más de 80 millones de años. Y los primeros análisis de ADN no pudieron señalar la ubicación de los colugos en el árbol familiar de los mamíferos, dejando a los científicos con la incertidumbre sobre si estaban más relacionado con los primates, musarañas o al grupo que incluye a los conejos y roedores.

Para el nuevo estudio, los investigadores hicieron una secuencia completa del genoma del colugo javanés del oeste por primera vez, comparándolo con los conjuntos de genes codificantes de proteasas de otras 21 especies de mamíferos. También buscaron ciertos marcadores genéticos raros que, cuando se encuentran, son “indicadores muy confiables” de la relación entre los grupos de animales,

Toda su investigación señaló la misma conclusión: que los colugos son un grupo hermano de los primates. De acuerdo a Murphy, entender la naturaleza de está relación podría afectar cómo los científicos han interpretado los fósiles de los mamíferos extintos que compartían características tanto con colugos cómo primates.

Al mismo tiempo, los investigadores hicieron otro inesperado descubrimiento. Como parte de su exploración del genoma de los colugos, examinaron muestras de tejido en museos, muchas de las cuales fueron colectadas hace 50 o 100 años, de colugos a través de todos sus rangos conocidos. Los científicos encontraron que posiblemente había más especies de colugos que de las que se habían sospechado anteriormente.

“Nuestros resultados genéticos sugieren que al menos existen siete u ocho especies de colugos y quizás hasta 14”, mencionó Murphy, añadiendo que los siguiente análisis de los especímenes y la documentación de la información genética podría requerirse antes de que el número de especies final pueda ser confirmado.

Baudilio Sosa Mayonga