Return to start

La obesidad y el sobrepeso a la alta en las mascotas

De acuerdo a las encuestas más recientes, mas de la mitad de los perros y gatos que habitan en hogares sufren de sobrepeso u obesidad. Durante los últimos siete años, las encuestas muestran que las mascotas en casa han estado consistentemente aumentando de peso, ocasionando un riesgo alto para que adquieran enfermedades relacionadas con el sobrepeso y la obesidad. Y todo parece indicar que es una tendencia que va a la alta y no muestra señales de reducirse.

Es importante definir la diferencia entre sobrepeso y obesidad: los doctores usualmente definen “sobrepeso” como una condición en la que el peso corporal es en un 10% a un 20% más de lo normal, tomando en cuenta las tablas de peso y masa corporal ya establecidas. La “obesidad” comunmente se define como una condición en la que el peso corporal excede el 20% más de lo normal, siendo la obesidad mórbida definida como más del 50% al 100% del peso normal, o lo que es lo mismo, el suficiente sobrepeso para evitar que se puedan desempeñar las funciones normales.

Muchos veterinarios están presionando a sus respectivas asociaciones y al gobierno local, para que se designe oficialmente a la obesidad y el sobrepeso en mascotas (principalmente perros y gatos) como una condición categorizada como enfermedad. Al declarar estas condiciones oficialmente como enfermedades, los veterinarios en todo el mundo tomarán más en serio estas condiciones y tomarán acciones más concretas para evitarlas en las mascotas que atienden regularmente.

Asimismo, existen enfermedades relacionadas con la obesidad y el sobrepeso en las mascotas, las cuales se manifiestan con la edad y el letargio: artritis, enfermedades del tracto urinario, baja producción de hormona tiroides, enfermedades del hígado, diabetes, enfermedad crónica del riñón, fallo cardiaco, acumulación de grasa, enfermedades del sistema circulatorio. La calidad (y cantidad) de vida de nuestras mascotas también sufre cuando padecen de sobrepeso y obesidad, ya que se ha descubierto que estos padecimientos reducen la vida de las mascotas, por lo cual no se presentan muchos casos de mascotas de edad avanzada y obesas, ya que mueren relativamente jóvenes como resultado de las condiciones derivadas de la obesidad y el sobrepeso.  

Otro factor que hay que tomar en cuenta, es cómo, generalmente, la obesidad en las mascotas se manifiesta paralelamente en sus dueños. Se ve frecuentemente que personas obesas y con sobrepeso, con un estilo de vida en donde la actividad física se ve reducida al mínimo, tienen mascotas en casa que presentan el mismo cuadro de obesidad y sobrepeso. Esto tiene sentido si tomamos en cuenta que la actividad física en las mascotas se realiza junto con sus dueños, por lo que ambos presentan cuadros similares y es un problema que comparten dueño y mascota.

Otro factor a considerar es cómo, la gran mayoría de los dueños de mascotas, tienden a esterilizarlas a corta edad, lo cual, aunque necesario y muy recomendado para evitar la reproducción no contralada de las mascotas, también afecta en su ciclo hormonal y en su peso corporal. Esta es una relación que muchos veterinarios no se ponen de acuerdo en reconocer, pero lo que sí es cierto es que un gran porcentaje de mascotas esterilizadas a corta edad (menos de seis meses) desarrollan una tendencia al sobrepeso y a la obesidad más tarde en su vida.

Los expertos recomiendan lo siguiente para evitar el sobrepeso en sus mascotas: evite darle las sobras de la comida, monitoree la cantidad de comida que le da a su mascota, no se exceda en los bocadillos o premios, evite darles dulces, golosinas o comidas no permitidas a sus mascotas (consulte con su veterinario qué comidas son estrictamente prohibidas para su mascota), establezca un horario de ejercicios, realize actividades físicas con su mascota como parte de su rutina diaria, invente juegos y actividades con sus mascotas que las motiven a moverse y evitar periodos largos de letargio, incluso puede seleccionar régimenes alimenticios que reducirán el letargio y el tiempo que sus mascotas pasan durmiendo, entre otras recomendaciones. 

Este último punto, el ejercicio para su mascota, es tan importante como la misma alimentación. Salir a caminar con sus perros y de vez en cuando tirarles una pelota durante el trayecto les puede hacer mucho bien. Con respecto a los gatos, ellos tienden a perseguir un puntero láser o jalar algun juguete colgado de un hilo. En resumidas cuentas, cualquier actividad es mejor que nada, y un régimen de actividad física frecuente (3-4 veces por semana) es paralelamente benéfico para las mascotas como para sus dueños.

Qué Busca