Return to start

¡Pasa tu luna de miel en México!

Tú y ella, un paisaje asombroso y todo lo demás se desvanece a su alrededor.

La luna de miel es acerca de ustedes dos, de una historia que comienza y en la que el amor es el protagonista.

Por eso es importante que el entono sea un perfecto marco para el romanticismo y el Pacífico Mexicano es el paraíso perfecto para escribir el primer capítulo de este libro.

Sus impresionantes atardeceres a la orilla del mar, la exuberante naturaleza que va de las hermosas playas de arena dorada al tupido bosque tropical de la Sierra Madre Occidental y, por supuesto, las opciones de hospedaje que van del lujo extremo a la privacidad más exclusiva, son ingredientes perfectos.

Te recomendamos elegir uno de los siguientes rincones para anidar el amor por unos días, pero también puedes hacer un recorrido para explorar todas las facetas del romanticismo.

Yelapa

A este pequeño poblado al sur de Puerto Vallarta se puede llegar solamente por mar. Así que asegúrate bien de planear con anticipación el viaje.

Una vez sorteado este problema, te encontrarás con un pequeño poblado de pescadores, ideal para la vida bohemia y para los enamorados como tú.

Podrás disfrutar de sus íntimos hoteles boutique lo mismo que de las deliciosas tardes tumbado frente a las palapas que ofrecen deliciosos mariscos.

Hacer la expedición a las cascadas y nadar ahí puede ser una opción para elevar la temperatura  y encender el romanticismo.

Mismaloya

Dicen que aquí se encendió la pasión entre Richard Burton y Liz Taylor mientras filmaban la cinta “La Noche de la Iguana”.

Lo cierto es que es una de las locaciones más románticas dentro de Puerto Vallarta, porque la montaña llega casi al pie de la playa y desde aquí se pueden disfrutar fantásticos atardeceres frente a Los Arcos, unos peñascos dentro del mar que crean una atmósfera encantadora al caer el sol.

Punta de Mita

Quizás uno de los rincones más exclusivos y lujosos de México, Punta de Mita tiene todo para encender la llama del amor.

Imagina, por ejemplo, amanecer junto a tu amorcito en una villa con vista al mar y que mientras beben el primer café de la mañana una ballena jorobada juguetea junto con su cría justo frente a ustedes.

Y eso no es todo, el marco para esta fotografía son las Islas Marietas. Sí, las mismas que han emocionado al mundo por la playa escondida dentro de una de ellas. No es casualidad que ese paraíso sea llamado la Playa del Amor.

Sayulita

En esta comunidad de surfos y enamorados de la vida junto al mar, puedes encontrar lo mejor de México y una luna de miel para la aventura.

Además de que sus olas son ideales para practicar el Long Board, puedes disfrutar largos paseos remando sobre una tabla de Stand Up Paddle e incluso hacer yoga en el medio del mar.

Otras actividades para continuar la aventura son las cabalgatas a caballo por las montañas, tirarse desde una tirolesa o salir en una expedición para observar los cientos de especies de aves que por ahí revolotean.

Por supuesto, hay pocas cosas tan románticas como pasear por sus callejones, comprando artesanía y disfrutando de todo el folclor local.

San Pancho

El arte, la defensa del medio ambiente y la vida en comunidad son algunos de los valores que inspiran a comenzar en este pueblito una historia de amor.

San Pancho tiene quizás una de las más extensas y bellas playas que se pueden encontrar en el corredor costero entre Jalisco y Nayarit.

En medio de estos paisajes, íntimos y pacíficos, todo invita al disfrute de la pareja. 

Roedor de Lencería