Return to start

Cinco bandas de metal experimental que debes escuchar

El metal es uno de los numerosos hijos de la psicodelia, siendo la primera canción reconocida del sub-género “A Gadda da Vida”, de la banda de rock psicodélico y ácido, Iron Butterfly. Sin embargo, su desarrollo desde entonces ha sido tal que ya a veces no pareciera un sub-género del mismo rock, sino un género en su propio pie, con sus caminos por explorar y su propia dirección totalmente apartada del rock. Cabe recordar que la psicodelia exigía un espíritu experimental para producir que en cierto grado se ha perdido en el metal; pocas bandas se atreven ya a salirse de los sub-géneros establecidos. Pero, como es usual, esas pocas bandas son las que impulsan la música, atreviéndose a experimentar y a abrir nuevas sendas. A continuación, te exponemos cinco de esas bandas.

5- The Contortionist

The Contortionist inició como una banda de Death metal con toques de progresivo (unión muy común). Su sonido se fue puliendo y, en el segundo disco de estudio, se lanzaron de lleno hacia un estilo de Metal Progresivo Experimental. De pronto, sus baterías tenían altas influencias del jazz (sin llegar a ser “jazzeadas”) y, con transiciones en ocasiones inexistentes y en otras prolongadas, en ocasiones rozando el black metal y en otras incluyendo dulces teclados, generaron un sonido impredecible y entretenido. Cuando se considera esto junto a la añadidura de segmentos de black metal en algunas canciones y de hardcore en otras, se genera el sonido tan interesante que plasmaron en su tercer álbum, Language. Si se consideran, además, sus letras espaciales, a menudo tocando temas filosóficos o científicos (no muy disociados en el album), nos encontramos ante una banda accesible que sin duda ha impulsado nuevas vías para el metal.

4- Dol Ammad

El power metal, como sub-género del metal, ha tenido sus idas y venidas desde su nacimiento “oficial” con Helloween. Fue reinventado por Rhapsody of Fire, pero la reinvención más vanguardista y arriesgada ha sido la de Dol Ammad. La banda en cuestión combina 3 grandes elementos: un coro de 14 personas que toman la herencia de Rhapsody al introducir cantos gregorianos; música electrónica con sintetizadores al nivel de que canciones tienen elementos de techno; y power metal instrumental. Por separado, estos ingredientes no son nada nuevo. Sin embargo, nunca antes de Dol Ammad habían sido unidos, creando la primera banda de power metal sinfónico electrónico. Un proyecto que marca la pauta para que bandas se aventuren a la fusión de géneros.

3- Baby Metal

Los japoneses usualmente han creado música vanguardista en cuanto abordan un género. Toda su producción, desde el pop hasta el metal, pasando por el punk, suele estar altamente influenciada por el jazz y por la fusión. Pero la fusión no es sólo de géneros, sino de estilos y actitudes. Así, nace BabyMetal,  que combina el heavy metal con la actitud “kawaii”. Esto es altamente transgresor sobre el estilo común del metal, que tiende a ser relacionado con una actitud de rudeza y masculinidad. Además, al agregar la cultura Idol de Japón, ha venido a cuestionar las convenciones del metal, pues las chicas ni siquiera tocan los instrumentos, sólo bailan y cantan. Sin embargo, nadie puede negar que la música sea metal. Por polémico que sea, BabyMetal son pioneras del kawaii metal.

2- Isis

No, no nos referimos al grupo terrorista. Isis es el pionero del post-metal. La banda a veces muestra elementos de sludge, a veces de progresivo, pero generalmente de post-rock. Al escucharlos, es evidente que no estaban produciendo metal, al igual que al escuchar post-rock uno ya no está escuchando rock. El sonido de la banda fue más allá del metal común, tomando elementos del shoegaze en la ecualización y del post-rock en sus estructuras y un uso de instrumentos. Su música superó los esquemas, fue más allá y abrió las puertas a un género en extremo prometedor y tan fértil como el post-rock, que, al liberarse de las cadenas de lo convencional, permite la libre exploración de las capacidades de los músicos y sus instrumentos, llevándolos hasta nuevos horizontes.

1- Liturgy

Los amas o los odias. Una banda polémica como pocas. El sonido de Liturgy es a menudo clasificado como black metal. Sin embargo, parece inadecuado hacerlo. Esto debido a que el black metal es sólo una de las influencias en lo que en realidad viene siendo una fusión de música electrónica, coros litúrgicos, black y cuernos de guerra, pasando por rock progresivo y post-metal. Además, dependiendo del álbum, el sonido puede acercarse al extreme metal o al jazz-core. El resultado es inquietante, el asalto que hace al oído es agresivo sin duda, pero hay más: los cantos, los exhortos al dios selecto despiertan la sensación de estar viviendo el apocalipsis o descendiendo al infierno. Una banda que ha destruido el black metal para reformarlo y volverlo (como ellos mismos se llaman) metal trascendental.

Dogo Filósofo

Comments have been closed for this article.