Return to start

Qué usar para una entrevista de trabajo: Las reglas

Siéntete cómodo

No te pongas algo que no hayas usado anteriormente. Aunque pueda ser tentador comprar un atuendo nuevo para esa ocasión, no te arriesgues a tener un accidente con tu vestuario. Como una costura mal hecha o un momento incómodo en el que tu ropa interior se vea a través de la blusa. Si no puedes resistirte a usar algo nuevo para tu entrevista de trabajo, ve de compras y usa tu atuendo unos días antes. Si eres propenso a marcas de sudor o sonrojarte, elige colores oscuros.

La confianza es fundamental

Si tienes un lindo vestido o un traje por el  que siempre recibes halagos, no tengas miedo de recurrir al viejo favorito. Te sentirás seguro puesto que ya sabes que te ves muy bien, lo que significa que te enfocarías en que fuiste a esa entrevista a… venderte.

Negro = Aburrido

Si el negro es tu mantita de comodidad a la hora de usar ropa, no necesitas evitarlo, pero agrega un poco de color o un estampado para que resaltes entre los demás candidatos. Una blusa estampada de seda debajo de un clásico saco negro es un atuendo perfecto para una entrevista. Sólo evita usar un vestido negro debajo de un saco negro junto con zapatos negros. Se necesitaría de muchas sonrisas para iluminar esa imagen.

Y… Sonríe

Hablando de eso, qué mejor accesorio que una sonrisa. Siempre, siempre comienza una entrevista con una gran sonrisa mientras saludas a tu entrevistador, no importa qué tan nervioso estés. Los hará instantáneamente ser más amables contigo y todo fluirá agradablemente. Sonríe y asiente a tu entrevistador mientras te habla, así mantendrás la energía de tu encuentro positiva.

El calzado es importante

Cuando tu entrevistador te mire de arriba para abajo al momento de llegar, su mirada terminará en tus zapatos. Asegurate de que estén limpios. Nunca jamás elijas unas zapatillas con las que tengas problemas al caminar; no sabes qué tan lejos tendrás que caminar hasta la sala de tu entrevista. Un zapato cerrado con un tacón mediano es la opción más segura y mientras que es mejor que evites colores fluorescentes o muy brillantes, un tono pastel puede añadir un toque brillante a tu vestuario.

Taciana Bañuelos Sauceda