Return to start

Citas del INFIERNO: 25 cuentos vergonzosos

1. Él lloró un poquito cuando lo vencí en ajedrez

“Me encontré con este tipo de lnternet en un bar con juegos de mesa. Él quería jugar ajedrez, pero yo no sé jugarlo, asi que se ofreció a enseñarme. Leí de algunas revistas que los hombres se sienten varoniles cuando te enseñan algo, asi que pensé, ¿Por qué no? Bueno, yo aprendo rápidamente, así que terminé ganándole en el segundo juego. Se puso tan molesto que lloró un poco. Definitivamente no tuvimos jaquemate”.

2. Él me dejó sola en la oscuridad mientras se masturbaba en el bosque

“Conocí a este chico en un bar quien me dijo que “tenía su propio negocio’ lo que resultó ser que conducía un bicitaxi. Nos encontramos para visitar The Breakfast club en Central Park y me dijo que subiera a su bicitaxi para ‘salvar tiempo’. Yo le dije, ‘La única manera en la que yo suba al taxi es si llevaras mi cadáver a la morgue’, asi que camine aun lado de él mientras conducía. Después de ver The Breakfast Club, me mostró un romántico y apartado lugar entre el bosque del parque. Nos besuqueamos por un ratito, pero empezó a volverse oscuro y me empezó a dar miedo. Cuando le dije que me quería ir, me dijo, ‘Espera un momento, necesito encargarme de algo’. Entonces me dejo sola, en la oscuridad, sentada en una piedra entre los árboles mientras él desaparecía para masturbarse. Él de seguro pensó que no había hecho nada malo.  Le di una respuesta de una palabra mientras nos dirigimos a la via principal de Central Park. Él obtuvo cero más citas”.

3. Su esposa apareció con él

De mala gana acepté salir con un hombre que estuvo separado o quien dice estar en proceso final de divorcio. Me dijo que él y su futura ex estaban en buenos términos por el bien de sus hijos ¡Mentiras! Mientras dejábamos el bar un carro se acercó y de ahí se bajó una mujer lista para tumbarme a golpes. Él empezó a temblar, ya que ella era más grande que él. Se dirigió hacia nosotros, yo no quise saber más de ello y yo solo me fui con el rabo entre las patas fuera de ahí. Él me llamó unos días después para darme una explicación, pero le colgué. Cualquier mujer con esa clase de enojo obviamente tiene problemas matrimoniales no resueltos.

4. Él me dijo antes de tener sexo que tenia un pene muy pequeño

“Mi peor experiencia en una cita fue cuando al final de una noche le pregunté a un tipo que si quería entrar a mi casa por un rato y él aceptó. Nos empezamos a besuquear y cuando las cosas se pusieron calientes y estábamos a punto de tener sexo, me sale con, “¡Soy mitad filipino, así que la tengo pequeña! ¡Espero que no te importe  y que puedas por lo menos sentir algo!”. Eso fue como arrojarse una cubeta de hielo y le dije que ya no estaba de humor para tener sexo. Además que de repente me sentía cansada y que se debería de ir. Me sentí mal. ¡Pero por Dios eso no es algo que le dices a alguien con quien vas a tener sexo!”

5. Él me dijo que todos lo odiaban y que todas las chicas con las que salía eran unas zorras

“El Chico Rechazo me dijo dentro de los primeros 20 minutos que había sido despedido de casi todos los trabajos porque sus jefes lo odiaban, que su compañero de cuarto lo odiaba, y  que cada chica con la que ha salido era bruta con ‘P’. Sí, él usó ese término. Durante la cena en la primera cita. Obviamente yo no estaba viendo arcoiris y estrellas fugaces, más bien campos y cajas de arena. Fue HORRIBLE. (Sin mencionar que sólo se comía el centro del pan dejando sólo las orillas, algo super extraño. A parte dejó un camino de migajas suficientemente grueso y largo que podría cubrir cada hormiga en el medio del área de Tennessee).”

6. La parte más chistosa fue cuando sacó su condón Trojan Magnum de su kit de sexo. Cariño, ¡si no la tienes tan grande!

“Me encontré con este chico para una cita en una cafetería. La primera vez que lo ví se miraba diferente que su foto (aunque era su foto real). Sólo que tenía un corte diferente y usaba lentes.

No sé porqué terminé llevándolo a mi departamento ¿Estaba calenturienta? Tal vez ¡El sexo fue horrible! Pero la parte más graciosa fue cuando sacó su condón Trojan Magnum de su kit de sexo. Cariño, ¡si no la tienes tan grande! No pudo ni usar su paquete.  Me dió pena ajena.

Rápidamente lo lleve a la puerta y le dije adiós. Después me envió un mensaje diciendo que el sexo fue estupendo y que deberíamos hacerlo de nuevo.  No sólo el sexo fue horrible y él pensó lo contrario, pero me degrado de una cita a una chica facilona.

7. El chico me pidió los 4 pesos que le debía por la comida

El chico me pidió los 4 pesos que le debía por la comida. Con eso lo digo todo.

8. Se QUITÓ LA DENTADURA mientras comíamos 

“Conocí a este chico en la aplicación de citas Skout. Le gusta conducir motocicletas ( de estilo scooter) y me invitó a una cena ligera. Así que le dije está bien, salgamos.  Y realmente vino a conocerme. Pero me negué a sentarme en su motocicleta porque tenía un CASCO MUY VIEJO. As que caminamos a la tienda de prata. Él no quería comer, así que ordené un roti john. Cuando el roti john llegó, y comencé a comer, él se detuvo y me preguntó que si podía comer un pedazo. Al principio, pensé ‘Qué, está bien’. Así que agarro mi cuchillo y se cortó un pedazo. Después se empezó a quejar de su vida y de repente se QUITÓ SU DENTADURA y me dijo que no tiene dientes a causa de su experiencia en el ejército. Después me quitó el cuchillo y se cortó otro pedazo para comer. ESTABA ASÍ COMO QUE DE P**** RAYOS. ME SENTÍ TAN TERRORÍFICA y disgustada, perdí el apetito inmediatamente y dije que estaba llena y que quería caminar a casa. Lo borré de la aplicación de Skout porque no puedo aguantar más de esa mier**.

9. Le mande a mi amiga un mensaje de lo culero que era mi cita, pero se lo mande a mi cita por equivocación

“Estaba en una cita ciegas con un tipo HORRIBLE. Era grosero con la mesera y hacía comentarios raros sobre mi orden. Estaba lista para irme a casa, así que le envie un mensaje a mi amiga debajo de la mesa de lo culero que era ¡Resulta que se lo mande a él por accidente! Miro el mensaje y se empezó a retirar tan pronto llegó la comida. ¡La mesera me sacó a escondidas por la puerta de atrás del restaurante y nunca más volví a ver al tipo!”

10. Rompió mi computadora y me dijo que lo demandará, entonces lo hice y gané

“Fui a una cita que hice en línea y tenía mi laptop conmigo porque pensé que no vendría. Se apareció e inmediatamente después esparció te caliente y rompió mi laptop, la cual me costo $2000 en reparar. Me dijo que pagaría la mitad, pero cambió de parecer y me dijo, ‘Si quieres tu dinero demándame’. Y lo hice. Al final obtuve mi otra mitad”.

11. Me empezó a sermonear por ser tan descuidada, cruel e irresponsable

“Después de terminar una relación, la primera cita a la que fui fue con tipo de OK Cupid que estaba PASABLE.  Y como está en proceso de superación, acepté a una segunda cita. Salimos a cenar y después él comenzó a decir un montón de cosas que básicamente estaban resumiendo nuestra futura relación. Me preocupó que se lo estaba tomando muy enserio, le mencioné por 20 minutos que no estaba lista para ser exclusiva todavía, algo que es muy común hoy en día en el mundo de las citas, ¿verdad? Bueno, al parecer no para él. Debí haberme ido en ese instante, pero tenía mucha hambre, así que me senté durante la cena escuchando su sermón de lo descuidada, cruel e irresponsable que era y que debería pensar en qué realmente quiero antes de salir en citas y no mangonear a más hombres de esa manera. No termina ahí, también me llamó cada dos semanas por dos meses, preguntado si ya estaba lista para ser exclusiva”.

12. Justo antes de tener sexo, le dio un golpe diabético

“Justo antes de tener sexo, le dio un golpe diabético. Pasamos toda la noche en la sala de urgencias. Obviamente estoy contenta de que se encuentre BIEN, pero que cita”.

13. Recibí la llamada de un policía pidiendo que recogiera al tipo porque su licencia expiró

“Me envió un mensaje diciendo que llegaría tarde. Entonces me dijo que estaba cambiando una llanta. Entonces que lo pararon por que no tenia una luz trasera. Después recibí la llamada de un policía pidiendo que recogiera al tipo porque su licencia expiró. Ay”.

14. Hicimos una cita triple...con su encantadora mamá con cara de Botox

“Tenía 16 años cuando mi novio y yo hicimos una cita triple… con su encantadora mamá llena de botox. Él agarró nuestras manos durante toda la cita. Cuando fue el tiempo de bailar canciones lentas en pareja, me senté sola  con mis pensamientos mientras él bailaba con su mamá. Para poder recompensar por esa cita tipo Edipo iriamos a cenar y a ver una película, solo nosotros dos. Me recogió e inmediatamente después recibió una llamada de su amigo narcotraficante que quería que fuera con él a fumar. Estuvieron fumando cigarros todo el tiempo, a los cuales soy alérgica. Al ser un novio considerado, no quería que me enfermara por lo que me dijo que me sentara en el carro. Ahí me tienen esperando durante una hora mientras ellos pasaban el tiempo agusto, y para cuando terminaron se nos había pasado la pelicula”.

15. Me abrazo fuerte y comenzó a gemir y a frotarse conmigo

Conocí un chico en una cafetería en mi primera cita. Fue algo incomodo y no estaba para nada interesada en él. Fui al baño y le envie un mensaje a mis amigas diciendo que si sería malo irme a escondidas. Me dijeron que regresara y que terminara la cita cortésmente: ¿qué tan malo podría ser? Fui a decirle que tenia que irme se paró de repente y dio un abrazo. Yo no quería pero él me envolvió en un abrazo de oso, muy fuerte.  Cuando no suavizó su agarre en mí, le grité que me dejara ir, pero me abrazó aún más fuerte y empezó a gemir y a frotarse contra mí. Finalmente, me solté y salí corriendo a mi carro. Y por supuesto, unos días después me mandó un mensaje pidiendo una segunda cita ¡No gracias, frotador asqueroso de cafeterías!

16. Me quedé mirando a su enorme pestaña

“No había nada de malo con la cita, aparte de que tenía una pestaña MUY grande.  No estoy bromeando. Tenía un milímetro de largo, y porque hacía sol, no dejaba de brillar por el sol. No pude dejar de mirarla todo el tiempo”.

17. ¡A mitad de la comida sacó una foto arrugada de su ex y él y me empezo a decir cuánto la extrañaba!

“La cita iba bien… hasta que a  mitad de la comida sacó una foto arrugada de su ex y  me empezó a decir cuánto la extrañaba!”

18. Vomitó encima de mí y me dijo que era  igual de afectuosa que su mamá

“Fuimos a un bar y todo parecía ir bien hasta que se puso nervioso y empezó a ordenar un montón de bebidas diferentes y se puso borracho. Tuve que llamarle a un taxi para llevarlo a casa, pero en cuanto llegamos vomitó encima de mí y me dijo que era igual de afectuosa que su mamá.  Eso definitivamente fue la punta del iceberg…”

19. Se llevó a otra chica a su casa con nosotros, así que dormí en su sofá

“Fuimos a una discoteca y ahí el tipo decidió que no estaba interesado en mí así que se llevó a otra chica a su casa. No hubiese sido tan malo si yo hubiera vivido en la ciudad o conociera a alguien ahí, pero no… así que tuve que ir con él y dormir en su sofá mientras ellos estaban *amm* en el cuarto. Me salí a escondidas por la ventana la mañana siguiente”.

20. Trajo una mochila llena de juguetes sexuales

“Conocí a este tipo (en un sitio de citas en línea). Parecía que nos llevábamos bien por correo y mensajes. Intercambiamos algunas fotos y estuvimos mensajeandonos. Así que, finalmente lo invité a mi casa para la primera cita. Digo, pensé que ya nos conocíamos bien.

Cuando llegó él tenía dos mochilas. Yo estaba así como de, ¿porqué? Le di el beneficio de la duda, tal vez era un juego o no sé qué. Después abrió las mochilas, una estaba llena de ropa y la otra estaba llena de juguetes, juguete sexuales. Yo estaba asi como, ‘¿A dónde vas después de ésto?’ Trate de reirme en broma. Y él fue como, ‘¿A qué te refieres con que a dónde voy? Me siento en casa’. Él sonrió as como si yo debiese  estar contenta.

Fui al baño y le envie un mensaje a mi hermano de lo que estaba pasando y que viniera, llego en 10 minutos golpeando la puerta como loco, y yo me hice la tonta como, ‘Eh, ¿quién es?’ Mi hermano lo asustó. No más citas en linea para mi”.

21. Su ex novia bipolar vino con él

“El caballero con el que estuve hablando en línea (en una página de citas) era el padre de tres hijos, divorciado. Él vivía afuera del Valle, pero trabajaba ahí. Acordamos una cita en un café. En ese tiempo era un gran problema porque tenía que ponerme maquillaje y arreglar mi cabello, y después sacar un atuendo, fue un gran inconveniente ir esos kilómetros extra para conocernos en persona.

Él sale por la puerta y lo reconozco por su fotografía. Detrás de él hay una chica a cinco milímetros, así como, aun lado de su hombro, todo el tiempo que nos saludos. Y le digo, ‘Hola, ¿quién eres?’ Me presente porque no tenía idea de quién era ella.

Sólo me mira y dice, ‘Tenemos que hablar en otro momento’. Y fue todo, desapareció.

Así que, me fui, y me mandó mensaje al día siguiente diciendo que era su ex novia que lo había rastreado. Que era bipolar o algo así, que estaba desesperada por hablar con él. Me dijo, ‘Lo arruiné, lo sé’¨.

22. Su mamá me dijo que le dio pecho hasta los cinco años

Una vez, me dejaron en la casa de un chico antes de nuestra cita y su mamá me empezó a decir cosas extrañas. Como el hecho de que lo amamantó hasta los cinco años...  Evidentemente, solo tuvimos una cita¨.

23. El huésped sorpresa fue su esposa afectada de cáncer

Mi peor cita fue definitivamente la primera vez que me encontré con alguien que conocí en línea. Chateamos muchísimo por mensajes, me enviaba fotos de él y se miraba muy atractivo. Estaba esperando conocerlo, pero fue un desastre. Cuando llegué al restaurante donde acordamos encontrarnos, era un pie más bajo que yo (cuando él me dijo que era como 8 milímetros más alto). Era completamente calvo (a diferencia de sus fotos), y era por lo menos 15 años mayor que lo que mostraba en sus fotos (algo que olvidó mencionar).

¡Lo que más me sorprendió fue su maquina de diálisis! No tengo nada en contra de personas con problemas en el riñón, ¡pero creo que es algo que debió contarme! De todas maneras, al ser una persona amable, me senté para cenar con él, y traté de no confrontarlo, pero tuve que hacerle saber que no me gustaba su deshonestidad.

Se disculpó y pensé en hacer lo mejor de la cita, ya que se molestó en volar 2000 kilómetros para conocerme. Este es el momento en el que todo se vuelve loco.  ¡Al final de la cita, una mujer caminó a nuestra mesa y se presentó como su esposa! ¡Casi me ahogo!  Sonrió y se sentó, y empezaron a informarme que ELLA se estaba muriendo de cáncer, y que quería encontrar una mujer con quien casarse para que cuidara de su marido y descansar en paz. Ella pensó que yo sería perfecta. Sobra decir que esto me colmó la paciencia. Les agradecí por la cena, les desee suerte en su búsqueda y me fui. Tal vez fui mala, pero nunca más le hable de nuevo. DEMONIOS ¡Por suerte, fui lo suficientemente valiente para conocer a otros chicos en el futuro, y todos ellos han sido geniales! :)

24. Se puso a besar a otra chica a un lado de él

En ese tiempo estábamos en el cine.  Me disculpé diciendo que iba al baño de chicas, pero cuando regresé él estaba besando a la chica de al lado. Lo que hice fue tirarle las palomitas en la cabeza y le dije, ¡peeeeeeerdeeeeedooooor!  

25. Me dijo que le diera una mamada en la primera cita

Mi peor cita fue cuando estábamos sentados en el parque, haciendo y diciendo nada, hasta que él me pidió que le diera una mamada,  ¡en la PRIMERA cita!

Baudilio Sosa Mayonga