Return to start

Nueva tecnología en las olimpiadas

Hoy las olimpiadas son muy distintas de las que veíamos en televisión cuando niños. Los atletas muchas veces parecen salidos de los comics de superhéroes y los estadios cada vez incorporan nuevas ventajas.

Los Juegos Olímpicos son, cada 4 años, el mejor foro para presentar avances tecnológicos de vanguardia en el equipamiento de los atletas y es que dicen que en la guerra y en los olímpicos –ah no, es el amor, pero quién se fija-

Este 2016, en Río de Janeiro además ha sido el escaparate para probar nuevos sensores, nuevos métodos de pago y nuevos sistemas de comunicación.

Aquí te dejamos algunos de los avances tecnológicos que se han visto en Brasil:

Desde casa, como en el estadio

Durante la inauguración pasada, algunos pudieron emocionarse como si estuvieran en el Maracaná gracias a las transmisiones de realidad virtual que permitieron experimentar la vista del estadio en 360 grados.

Estás transmisiones que, por esta edición están solo disponibles para dispositivos Samsung, se repetirán para la clausura.

Las dianas electrónicas

Es romántico pensar en aquellas dianas sostenidas sobre pacas de paja en las que los arqueros estrellaban las heroicas saetas que les darían el oro.

Lo de hoy son dianas electrónicas, en las que el pliego de papel impreso con círculos concéntricos de distintos colores es apenas la envoltura para un sistema de sensores  que permite detectar el punto exacto donde la flecha golpea con una precisión cuyo margen de error es de apenas de 0.2 milímetros.

Objetivos láser

En tiro deportivo, los objetivos ya tampoco son las tiras de papel a las que nos tienen acostumbrados las películas policiacas.

Hoy, los objetivos cuentan con tecnología láser: una luz infrarroja sale desde el objetivo electrónico, misma que se detecta en un sensor receptor ubicado en el cañón del arma. Cuando el tirador dispara, un segundo sistema de sensores de sonido registra el “click” del gatillo, con lo que se puede precisar el punto exacto al que apunta el arma al momento del disparo.

Nunca pierdas la tarjeta de crédito

En las más de 4 mil tiendas de souvenirs olímpicos de Rio de Janeiro se han instalado nuevas terminales de punto de venta que pueden leer un brazalete electrónico, que contiene un chip para vincularse a una cuenta bancaria de la misma forma de las tarjetas.

Así que ahora muchos de los turistas llevan, además de la incómoda pulsera que te colocan en los hoteles todo incluído, otra más con la que hacen sus pagos.

Como muchos ya ni siquiera aceptamos los brazaletes de hotel, Visa ha lanzado también un anillo que regaló a los 45 atletas que participan y que son patrocinados por ellos.

Operar como en las nubes

Hace años que se dejaron de usar los discos flexibles, las cintas magnéticas, y las grandes burbujas de memoria. En Rio 2016 se eliminaron también los grandes servidores.

Hoy las operaciones y la información olímpica está por las nubes, es decir, en sitios remotos que almacenan los datos en locaciones desconocidas y que son accesibles por Internet, sin necesidad de un cableado directo.

Roedor de Lencería