Return to start

Dale gracias (o culpa) a tu genes por tu habilidad para manejar el café

El consumir café tal vez está en tus genes, según reportaron investigadores en una publicación de la revista Scientific Reports. La actividad de un gen que reduce los niveles de las enzimas que degradan el café en el hígado está asociada con cuánto café bebe la persona. Entre más activo sea el gen llamado PDSS2, menos café beben las personas.

Los investigadores le siguieron la pista a los hábitos de beber café de 1,207 personas en unos remotos pueblos italianos y a 1,731 personas de Holanda. Los investigadores buscaban una relación entre beber café y la composición genética de las personas. Los holandeses en promedio beben más de cinco tazas de café al día, los italianos beben cerca de dos tazas de expresso.

Según Nicola Pirastu y sus colegas, de la Universidad de Edimburgo, ligaron 21 variantes genéticas en el ADN alrededor del gen PDSS2 al consumo de café en los italianos. La variante activa más grande cambió el consumo de café expresso por 1.09 tazas al día. Parece que sólo cinco de las variantes encontradas en los italianos alteraban la ingesta de café de los holandeses, y lo hacían también a menor grado.

Dado el gran tamaño de las tazas, los holandeses consumen tres veces tanta cafeína por taza al igual que los italianos. Los investigadores suponen que otro gen procesador de la cafeína, como el CYP1A2, puede controlar los hábitos de consumo de café en dosis más altas de cafeína, mientras que el PDSS2 limita la ingesta de niveles bajos de cafeína.

Baudilio Sosa Mayonga