Return to start

Cuando pienses que tu hija o hijo es gay

Si te preocupa que tu hijo es gay. Me alegra que estés aquí. Me dice que estas tratando de aceptar y amar a  tu hijo. Muchos padres se pierden esta oportunidad y ambos padres e hijos sufren por ello.  He experimentado la homosexualidad desde varios ángulos y siento que la manera en que se maneja es de suma importancia para favorecer la relación entre padres e hijo. En este artículo, mencionaré algunas de las suposiciones que los padres y otros hacen respecto a si su hijo es gay o no.

Si hay algo que me gustaría que te llevarás contigo de este artículo es: los niños gay que no son aceptados por su padres tienen un mayor riesgo de depresión, suicidio, consumo de drogas y tener sexo inseguro. El amor y la aceptación podrían cambiar todas esas cosas.

Ser padre de un hijo gay puede ser abrumador incluso si  no tienes ningun problema hacia la homosexualidad. Tal vez te preocupe su seguridad, aceptación social, habilidad para conseguir trabajo, tener nietos, perspectivas religiosas o más: “¿Qué le vamos a decir a la abuela?”

No saber si tu hijo es gay o no puede ser igualmente abrumador. Hay muchas maneras de ayudar a tu hijo y a ti. Desafortunadamente, muchos padres se alejan de sus hijos y pierden de vista lo que es realmente importante; el amor y bienestar de su hijo.

Parece que algunos padres tienen una gran sensibilidad respecto a la sexualidad de sus hijos. Dentro de nosotros, hay incrustado un deseo natural para que nuestros hijos crezcan ‘normales’ sin las críticas de la sociedad. Tememos que nuestros hijos sean heridos y condenados por la sociedad.

Planeamos citas de juego con otros niños para que socialicen. Les hemos comprado a nuestros niñitos camiones y balones de baloncestos y a nuestras niñitas vestidos y maquillaje falso. Soñamos con el día en que crecen, se casan y nos den nietos. Cualquier cosa contraria de nuestra idea de qué ‘deberían ser’ con el propósito de cumplir esos modelos nos alarma.

Algunos padres toman decisiones en cada señal de que su hijo sea gay, solo para encontrarse a ellos mismos haciendo cosas aparentemente locas para averiguarlo.

Mira estas preguntas que escuche de algunos padres. Ninguna de estas situaciones confirman que tu hijo es gay. Sin embargo, la manera en que reacciones a ellas puede hacer la diferencia en saber si tu hijo te dice la verdad o si algún día se darán cuenta que son gay.

“Mi hijo de tres años usa tacones, ¿crees que se vuelva gay cuando crezca?”

A muchos niños les gusta vestirse como mamá. Les parecen interesantes estos zapatos raros  y caminar con ellos. Mi mamá se ve bonita en ellos, ¿por qué no probarlos por diversión? He visto muchas fotografías de niños con vestido y tacones. Algunos incluso se ponen maquillaje y piden que les tomen fotografias. Es un comportamiento normal el experimentar. No le preguntamos lo mismo a una niñita cuando quiere vestir sus jeans azules favoritos o quiere ponerse los zapatos de papá. Dejalos explorar, y créeme, no se es gay solo porque usaste cosas de niña.

Si resulta que es gay en el futuro, tu reacción podría dejar una marca permanente. Si lo tratas como si hubiese hecho algo malo, creerá que el ser gay es también malo. Eso no cambiará el hecho de ser gay, sino que le impedirá decirtelo.

No digo que cada niño que vista ropa de niña será heterosexual, pero conozco a muchos hombres que son heterosexuales y felices padres casados con fotos de ellos con ropa de niña de pequeños.

Juanito y mi hijo juegan todos los días. Parten a la cancha de baloncesto a encestar algunos aros y se ven como chicos normales. Un dia se abrazaron antes de irse a sus casas. Cuando le pregunté por qué abrazó a Juanito, me dijo, “ me gusta Juanito” ¿Es mi hijo gay?

Abrazar a alguien del mismo sexo no es indicación de que tu hijo es gay. Muchos niños heterosexuales abrazan a sus mejores amigos. Es una forma de consuelo y no debería ser visto como un acto gay. Puede que sea cierto, que en realidad son gay, pero esto no es un marcador definitivo.  Las niñas abrazan con frecuencia a sus amigas y nadie piensa mucho de eso. Tal vez no sea tan común que los niños abrazen a sus amigos, pero un niño cómodo con su sexualidad siente que no sea gran cosa.  Esto es cierto cuando crías a tu hijo el estar cómodo abrazando a las personas. Sus amigos hombres no son la excepción.

“Mi hijo dijo, “Juanito es lindo”. ¿Es indudablemente gay, verdad?”

Inesperadamente, no. Algunos niños no se dan cuenta de la implicación al decir tales cosas. Además, ¿es Juanito lindo? ¿Acaso no puede un niño decirlo?  Alguna interpretación saldrá de la manera en que él te dice que Juanito es lindo ¿Está diciendo un hecho o solo cómo se siente? Simplemente pregúntale por qué Juanito es lindo y aclara las cosas. Tal vez sí piense ¡Juanito es muuuy lindooo! O quizás Juanito es lindo porque una niña en la escuela le dijo, o Juanito es lindo porque dijo algo ridículo y es una nueva moda en la escuela.

“Mi hijo pasa más tiempo platicando con niños en el teléfono que con niñas ¿Tengo un hijo gay?”

Algunos niños son muy tímidos al hablar con niñas. Le cuentan a sus amigos sobre las niñas, deportes, qué hay en la televisión y qué tan mal huelen sus pedos. Algunos niños ni se dan cuenta que el salir con alguien incluye llamar a sus novias por teléfono.

Hace poco, la novia de mi hijo rompió con él  con porque no la llamaba. Me dijo, “Ella no me dio su número del celular.” Yo le dije, “¿Le preguntaste?” y me contestó, “No. No quería que me viera como alguien insistente y tenía miedo que su papá contestase el teléfono.”

“Mi hija pidió llevar a una chica al baile de la escuela como su acompañante, ¿eso la vuelve gay?”

Algunas chicas no tienen novio, y las chicas de hoy en día frecuentemente van con otras amigas a los bailes e incluso al baile de graduación. Es una manera segura de no ir a estos eventos y sentirse sola y excluida. Aunque puede que sea una indicación de que tu hija es gay, no está confirmado.

“Mi hija me dijo que le gusta otra chica y que quiere salir con ella, ¿es gay?”

Aun cuando es obvio que tu hija duda de su sexualidad, no es una garantía rapida que sea gay. Muchas adolescentes, más niñas que niños, experimentan con la idea de las relaciones de personas del mismo sexo antes de asentarse en una relación heterosexual.

Tienes una gran oportunidad de hablar con ella plenamente sobre sus sentimientos, y te sugiero que hagas eso con amoroso cuidado. Ella te lo dirá porque confía en ti. Le has probado ser un padre amoroso y está dispuesta a escuchar tu punto de vista. No tienes que estar de acuerdo ni hornear un pastel o hacer una fiesta, pero no debes condenarla tampoco. En realidad, si la condenas posiblemente se precipite en esa relación con el deseo de hacerte daño. Si ella es gay, habrás creado una barrera que será dificil de superar.

Usar tácticas para comprobar que tu hijo es gay o heterosexual

Aquí hay algunas cosas que observé a algunos padres hacer y simplemente no funcionan…

  • Un padre saca una revista con modelos de trajes de baño para ver si su hijo lo notará, mientras cuenta una broma sobre los gay para ver si su hijo se ofende.

  • Una madre le ofrece a su hija píldoras anticonceptivas para ver su reacción o habla excesivamente de hombres guapos de la televisión y le pregunta cuál piensa que es lindo.

Pruebas como estas no probaran o desaprobarán que tu hijo es gay. Solo los harás sentir incómodos, y si lo son, no te lo dirán.

¿Por qué mi hijo no me dice que es gay?

No es siempre tu culpa cuando tu hijo no te dice  que es gay. No lo tomes muy personal.

Aquí hay algunas razones por las que tu hijo no te dice que es gay que no tienen nada que ver contigo. Obviamente, si estas haciendo algunas de estas cosas podrían ser la razón por la que tu hijo no te dice.

  • En los programas de televisión, las personas gay son acosadas, castigadas y asesinadas solo por ser gay.

  • Tus amigos en la escuela u otros miembros familiares hablan de los gay en forma negativa, haciéndolos tener miedo de decirle a alguien.

  • Juegan en equipos deportivos y tienen miedo que los jugadores no lo dejen ser parte del equipo.

  • La iglesia habla de la homosexualidad como un pecado. Algunas personas niegan ser gay para prevenir ser sacados  de sus iglesias o castigados por sus creyentes.

  • No quieren ser gay y hacen todo lo que está en su poder para poder evitarlo.

  • Algunas personas no sienten necesario compartir sus sentimientos personales sobre todo, incluyendo el ser gay.

  • Están avergonzados y no quieren que nadie sepa.

  • Algunas veces ni siquiera saben que soy gay.

  • Quizás no son gay.

  • Tal vez tú estés haciendo cosas que los hace sentir que no pueden decirte.

  • Si tu hijo siente que sobre reaccionaras o tendrás fuertes opiniones acerca de la homosexualidad, en definitiva mantendrá su secreto.

  • Si cuentas bromas gay tu hijo tal vez se sienta avergonzado acerca de decirte que es gay.

  • Sentir náusea, hacer gestos o cambiar de canal cuando veas a personas gay en televisión los hará tener miedo a decirte.

¿Qué puedo hacer para saber si mi hijo es gay o no?

No hay ningun examen. No hay una conversación perfecta. No hay una cantidad de descontento que los haga cambiar.

Crea un diálogo entre tú y tus hijo. Hubiese sido mejor que iniciarás éste desde el momento en que comenzaste a hablarles de bebés, pero cualquier tiempo es un buen comienzo para empezar. Hazle conocer a tu hijo que lo amas incondicionalmente y que lo sabes.

Muchos padres dicen que aman a  sus hijos sin importar que, pero cuando se enfrentan a las cosas que desaprueban se vuelve incierto. Tu hijo necesita saber que puede contarte todo y que por lo menos tú, escucharás con una mente abierta y les hablarás lógicamente sobre sus elecciones.

Si quieres que tu hijo se sienta como al contarte libremente que es gay, dejarles la puerta abierta. No convertirás a tu hijo en gay solo por dejarles saber que aceptas su idea. Cuando veas o hables sobre las personas gay asegurate que no sea en forma negativa. Estas son oportunidad de expresar tu aceptación hacia las personas gay y abrirle  una puerta a tu hijo para que pueda decirte sobre ellos.

Si has creado un dialogo abierto con tu hijo y te sientes seguro en hacerlo, puedes preguntarle cómo se siente sobre la homosexualidad y si alguna vez ha considerado ser gay. Ten cuidado en no acusar o denigrar la oportunidad si quieres una respuesta honesta. Si un niño heterosexual siente que tu crees que es gay puede ser igual de dañino que al no aceptar a un  hijo gay.

Si tu hijo parece confuso acerca de su sexualidad haz una cita con un psicólogo que se especialice en sexualidad. Ten cuidado en no escoger un psicólogo que se base solamente en principios religiosos. Se sentirá excluido y que no lugar a donde regresar. Probablemente ya se sienta solo.

Y sobre todo,  no asumas que tu hijo es gay hasta no saber con certeza y no asumas que tu hijo no es gay hasta no saber con certeza. A pesar de si son gay o heterosexuales, son tus hijos  y te necesitan. Como su padre, tú los necesitas también.

Ovidio Toro Griego

Comments have been closed for this article.