Return to start

5 ideas románticas

A diario somos bombardeados por historias románticas, por todos los medios nos arrojan historias de amores perfectos, donde los protagonistas de la pareja en cuestión suelen amarse desmedida y perdidamente del otro sin mucho esfuerzo, estando dispuestos a darlo todo el uno por el otro.

Ojalá fuera tan fácil mantener el amor en su punto más alto sin mucho esfuerzo, pero la verdad es que esto también le quitaría mucho de lo que hace tan interesante al juego de amar a otra persona.

La realidad es que, contrario a lo que suelen hacernos creen en la gran gama de películas, libros, series y demás productos del entretenimiento popular, el amor no es algo que simplemente llegue a nuestra vida de la nada y sin esfuerzo, no es algo espontáneo pues —contrario al “enamoramiento”, que sólo se reduce a los primeros meses de noviazgo—.

No, el amor es algo mucho más complejo, que requiere esfuerzo, comprensión y trabajo de ambas partes de una relación. Para que el amor dure tiene que renovarse cada cierto tiempo, tienen que innovarse las maneras de amar y de demostrarle al otro que seguimos perdidamente enamorados de ella. Por ello, a continuación te compartimos una serie de ideas románticas que puedes aplicar en tu relación, para que esa persona especial sepa que todavía te la pasas pensando en ella todo el tiempo.

1. Escríbele y recítale un poema

No hay regalo más puro, sincero, y sobre todo, sumamente expresivo de tus sentimientos que escribirle a tu pareja un poema desde lo más profundo de tu alma. Desde hace siglos los seres humanos nos hemos apropiado de esta forma de expresión para transmitirles el sentir de nuestro corazón a aquellas personas que ocupan un lugar especial en él.

Claro, no tiene por qué ser necesariamente un poema romántico, también puede ser de toque erótico, o de un toque más lúdico o locuaz. El chiste es que las palabras salgan desde tu pecho y lleguen hasta el de esa persona. Y bueno, si no se te da la escritura, siempre puedes buscar un libro de poemas o los textos de algún poeta de renombre en Internet, aprenderte uno de memoria e impresionar a tu pareja cuando menos se lo espere con bellas palabras.

2. Dale una sorpresa en un día cualquiera

Muchas veces la monotonía del trabajo y la vida en pareja combinados terminan por agotar nuestra creatividad y nuestro asombro por la existencia. Sin embargo, algo que puedes hacer para demostrarle a tu amor que te sigue llenando a pesar de tantos días que en apariencia han sido “iguales”, es darle una sorpresa en un día cualquiera.

Puede ser que le tengas preparada una cena deliciosa cuando llegue a casa, que le hayas conseguido el libro que quería, o que hayas comprado un atuendo nuevo para su intimidad sexual. El chiste es demostrarle a esa persona que se merece esa y mil sorpresas más.

3. Jueguen a ser niños

Conforme progresa la vida adulta, muchas veces nos olvidamos de ese niño interior que todos llevamos dentro. Por suerte, tener una pareja con quien abrirnos completamente y literalmente desnudar alma y cuerpo, también posibilita otra cosa: sacar afuera a ese pequeño que todavía vive muy en lo profundo de nosotros.

Así pues, una idea romántica genial es jugar siempre, arrojarse almohadas, corretearse por toda la casa, jugar videojuegos, contarse historias, jugar piedra papel o tijeras, contarse chistes, hacerse cosquillas. Todo lo que sirva para producirle sonrisas y risas al otro es válido.

4. Dedícale una canción

Puedes cantársela desde tu viva voz, o puedes simplemente dedicársela. El caso es compartir con esa persona que tanto amas las letras y la música de las canciones que ponen a temblar tu corazón, porque, créeme, no hay nada que sirva más para vincular y estrechar corazones y emociones que tener afinidad en cuanto a gustos musicales con tu pareja. Si le gustan tus canciones, ten por seguro que tendrán una experiencia única donde los dos podrán vibrar a un mismo ritmo como en un baile hecho exclusivamente para bailarlo juntos.

5. Deja que te haga el amor como le gusta

La vida erótica también es una parte fundamental de toda relación amorosa. Dentro de la sexualidad existen muchísimas posiciones, juegos, fetiches y demás que hacen muy complejo el acto sexual. Sin embargo, una manera sencilla de demostrarle a esa persona que la amas como a nadie más es dejarle hacer lo que más le gusta durante el sexo —claro, siempre y cuando ello no te incomode—.

Así que si hay una posición que él o ella prefieran, puedes ceder una que otra ocasión y permitir que quien alcance un increíble orgasmo sea esa persona que tanto quieres y aprecias. 

Dogo Filósofo