Return to start

¿Por qué no hemos llegado a las profundidades del Océano?

Curiosidad

Esta palabra define completamente al hombre y da explicación a sus descubrimientos, que conforme pasa el tiempo son aún más asombrosos. Desde el principio de nuestra historia, cuando dominar el fuego era un enigma, hasta el primer viaje a la luna, es impresionante como el hombre trata de entender lo que está fuera de su alcance.

Centrémonos en esta ocasión en el océano, el cual conforma tres cuartas partes de nuestro planeta tierra con una profundidad promedio de 3.7 kilómetros de donde sólo se ha explorado un 5%, y dentro de este pequeño porcentaje que se ha explorado se concentra el 97% de todas las especies encontradas, incluyendo corales, peces, plancton etc., dejando un 7% en la superficie terrestre incluyendo flora y fauna.

En el año 2008 se descubrieron alrededor de 18 mil especies, esto no es nada comparado con los 50 millones que se estima habitan en la tierra, esto es impresionante y significa que nunca dejaremos de encontrar nuevos especímenes, y no sólo se debe a lo poco que conocemos de nuestro océano si no por las nuevas especies que resultan de la cruza de animales que comparten la misma familia.

Es impresionante que conozcamos más la superficie de la luna e incluso la de Marte, que las profundidades del mar. Pero investigar el océano no es tan fácil como parece, y es más complicado puesto que hay más presión a mayor profundidad a comparación de las alturas. Por ejemplo, es posible que algún día se observe a un alquimista conquistar el monte Everest que posee una elevación de 8,848 metros, pero jamás se observará a un buzo conquistar el punto más hondo del océano, aunque estos midan casi lo mismo.

¿Por qué?

Para explicar este suceso se debe tener claro el concepto de presión que no es ni más ni menos que la fuerza que se ejerce sobre un cuerpo. A continuación te explicaré la importancia de algunas variantes.

La densidad juega un papel muy importante para determinar la fuerza de la presión; por ejemplo, la atmósfera ejerce una determinada fuerza sobre nuestro cuerpo, y aunque es mucha, no se siente debido a nuestra presión arterial que está rigurosamente equilibrada. Pero si la fuerza que ejerce la atmósfera es mucha a pesar de no ser densa en una situación normal, imagina cómo sería la presión hacia un buzo que está sumergido en el mar. Sabemos que el agua es muy consistente pero todo depende a que profundidad se encuentre puesto que a más profundidad la presión es ejercida desde todos los ángulos y más desde arriba que es donde se encuentra el cuerpo de agua que relativamente es el que lo está aplastando, es decir entre más agua tenga arriba, más peso recibirá su cuerpo. Así que es imposible que un buzo se sumerja en el abismo Challenger (Punto más profundo medido en los océanos), y soportar un cuerpo de agua con un peso de 19,500 toneladas. ¿Increíble no?

Te preguntarás tal vez si un submarino es capaz de llegar a estas profundidades, la respuesta es no, la información que se ha obtenido de lo más profundo del océano ha sido recolectada por robots debido a las mismas razones explicadas anteriormente sobre la persión, entre otras cosas.

La verdad es que jamás terminaremos de conocer lo asombroso que es nuestro planeta, pero sí que podemos imaginarlo. ¿Tú que crees que haya en las profundidades de océano?

Carlos Miranda

Comments have been closed for this article.