Return to start

¿Cómo las redes sociales cambiaron el mundo?

Las redes sociales llegaron y no se han ido. ¿A qué se debe su éxito? ¿Cotilleo? ¿Memes?

Acceso a la información

Las redes sociales (y el Internet en general) han funcionado en nuestra sociedad porque maximizan la posibilidad de acceder a aquello que nos interesa, solo basta con estar conectado a Internet. Antes de todo este mundo, sólo se podía acceder a la información haciendo visitas a las bibliotecas, sintonizando la televisión o la radio, y si se era muy osado, quizá por medio del periódico. Hoy todo es distinto, basta únicamente con acceder a Facebook, hacer scrolling y elegir el tema que más nos agrade. Gracias a esto es que podemos aprender sobre temas diversos en un tiempo que en décadas atrás era impensable.

Distancia

Las redes sociales también nos ofrecen la oportunidad de conocer a personas de distintas latitudes prácticamente de manera gratuita. Ya sea que escribamos o hagamos video llamadas, o simplemente se envíen toques antes de iniciar una conversación. Esto ha facilitado la cohesión social en ciertos aspectos, al igual que a promover la conciencia de diversidad social. Es por eso que hoy en día, más y más gente está interesada en aprender sobre otras culturas, y más aún, otras lenguas.

Expresión

Las redes sociales también se han transformado en el altavoz para todos aquellos que antes no encontraban un sitio donde expresarse. Esto ha sido aprovechado ya bien por artistas, comediantes, amas de casa, e incluso por personas oprimidas por sus regímenes políticos, como fue el caso de Egipto y Turquía. Ya no es necesario esperar a ser entrevistado en televisión o en la radio, esas barreras se han desvanecido.

Anti aislamiento

Hay una circunstancia bastante paradójica con las redes sociales, pues viviendo en ellas y aislándose del mundo real es como las personas han decidido combatir el aislamiento o el rechazo. Podemos encontrar a alguien con quien interactuar a cualquier hora, como si de pronto tuviéramos un antojo y recurriéramos a las famosas tiendas de conveniencia abiertas las 24 horas, los 7 días de la semana. Solo basta con enviar un mensaje, no importa en sí el contenido del mensaje, sino iniciar la conversación, mantenerla, de modo que el destinatario tampoco resulta importante.

Sin embargo, como todo avance tecnológico, las redes sociales también conllevan ciertas desventajas severas. Por ejemplo, hay ocasiones en las que nos privamos de la oportunidad de conocer a todos aquellos que se encuentran próximos a nosotros por "conocer" a aquellos que se encuentran más lejos. Pareciera que un momento dado cercanía y lejanía se han confundido entre sí.

Otra desventaja son todas aquellas exposiciones de vidas que son ajenas a la realidad. Las personas dedican gran parte del día en crear una imagen artificial, para después ofrecerla públicamente y conseguir así la aceptación de conocidos o desconocidos, poco importa, en realidad, lo importante es ser aceptado. De este modo encontramos perfiles de gente que a simple vista nos parece sumamente interesante, y aceptamos aquello que nos presentan sin cuestionarnos al respecto, quizá porque hacemos lo mismo, o porque a veces la mentira es mucho mejor que la verdad. Hacer ¨amistades¨ ya no es complicado, ahora puede hacerse sin necesidad de moverse de casa. Una amistad al alcance de un botón.  

De igual modo, pareciera que permanecemos siempre conectados en el mundo virtual, pero desconectados del real. Por ejemplo, es muy frecuente encontrarse en lugares públicos a los grupos de amigos que parecen cercanos, pero mediante una mirada mucho más sutil podemos ver que van juntos físicamente, pero psicológicamente están separados, pues su atención se encuentra enfocada a sus celulares.

Es claro que las redes sociales han ayudado a crear lazos, pero estos lazos a veces parecieran ser sumamente frágiles. Quizá el problema radica en el hecho de no existir una educación tecnológica que sea funcional. Habrá que ver si con el paso del tiempo las ventajas terminan por opacar las desventajas, o si por el contrario, serán las desventajas quienes desaparezcan las ventajas de las redes sociales.

Eduardo Ramirez Aparicio

Comments have been closed for this article.