Return to start

La arquitectura es una forma hipnosis colectiva.

Desde la década de los ochentas las gemelas Jane y Louise Wilson han capturado imágenes desoladoras por su espacio inhóspito, por el tiempo que parece suspendido en los rastros de un momento histórico. Su obra incita a reconstruir asociaciones que forman nuestra memoria colectiva y produce el efecto de estados alterados individuales de la conciencia.

Encuentran en la arquitectura significados impregnados y en antiguos edificios buscan generar un sentido contemporáneo. Desde fuentes personales, hasta oficiales o de medios masivos, se acercan a sus temas con algo del espíritu de investigación periodística y lo regresan con una atmósfera inconfundiblemente propia.

Por ejemplo, la serie "Sealander" retrata las impresionantes fortificaciones nazis de la costa de Normandía, en Francia. "Nos intrigaban los fuertes de la Segunda Guerra Mundial que estaban siendo atraídos de nuevo hacia el agua –dice Jane– era como algo de la civilización antigua, pero oscura".

La impresión de la arquitectura modernista aparece como un sueño, como una visión del futuro; una utopía, que en realidad representa la ruina de una etapa de la humanidad, en el sentido amplio de ésta palabra. En sus exposiciones, las imágenes misteriosas y escalofriantes, proyectadas a gran escala, parecen habitarnos y perseguirnos con una carga psicológica desconcertante, como si mostraran otra dimensión en la cual la creación y la destrucción es exactamente lo mismo.

La inquietud por adentrarnos en la memoria colectiva, por mostrar la irracionalidad de las relaciones psíquicas que nos conectan, ha sido una de las obsesiones de las inglesas. En su primer trabajo exploran trastornos del subconsciente, con la película "Hypnotic Suggestion 505" de 1993, en donde las artistas se dejan hipnotizar ante una cámara: las vemos sentadas en dos sillas, mientras la voz de un hombre las hipnotiza.

A la misma introspección de su existencia individual le dan un sentido común, cuando empiezan a representar estos estados en los recorridos obsesivos de ciertos espacios. Realizan filmaciones en las que el espectador deambula por rejillas de ventilación, pozos, paneles y puertas acolchadas; como la película "Gamma" realizada en 1999, en la cual recorren los pasillos oscuros de los sitios militares abandonadas en Greenham Commo o "Stasi City" en 1997, en donde hacen lo mismo por los pasillos oscuros éste edificio en desuso de Berlín.

El hallazgo de lugares significativos, histórica y socialmente, provocan un impacto en donde las conciencias individuales se van enlazando para dar lugar a nuestra historia colectiva. En otro trabajo, relatan experiencias traumáticas de los emigrantes que buscan refugio en Derby, uno de los centros de la revolución industrial inglesa "Spiteful of Dream" en 2008 o "Songs for My Mother" de 2009, en la que se registra la relación entre una actriz y una figurinista bosnia, las cuales conversan en su lengua materna sobre la emigración.

En ese mismo año, también presentaron Unfolding de Aryan Papers, en donde muestran archivos de Kubrick, del guión de una película que nunca realizó. El trabajo del cineasta tiene eco con las obras de las gemelas, el cine es en sí uno de los detonantes de su trabajo artístico. En alguna entrevista Louise dijo: "Todo comenzó con una cita de Cocteau, sobre todo el cine es una forma hipnosis colectiva”.

Desde esta dirección, las hermanas Wilson crean entornos que intentan describir el espacio desde un lado psicológico y consiguen algo escultórico. Al descubrir lugares secretos, hallan el detalle interno de esos lugares vacíos, abandonados, que han sido forzosamente evacuados. Con instalaciones de vídeo de aspecto siniestro, interiores destartalados de edificios antiguos y espeluznantes, hasta el sonido se transforma, se vuelve espacial, y aparentemente somos personajes que habitamos el escenario de la historia, nuestra historia como humanidad.

Cristina del Río Francos