Return to start

El perico grosero

Un hombre va a una tienda de mascotas para comprarse un pájaro exótico.

Le dice al chico del mostrador, “¿Sabes? He tenido muchos pájaros como mascota durante toda mi vida y ahora estoy buscando algo especial. ¿Tienes algo que pudiera interesarme?”

“Claro, señor. Tengo un perico sudamericano que se rumora tiene un vocabulario de más de 400 palabras. Puede hablar sobre el clima, deportes y política. Pero debo decir que es bastante costoso”.

“Bueno, suena perfecto. ¿Por qué no lo traes aquí?”.

El chico va a la parte de atrás y trae un hermoso pájaro verde con plumas brillantes y un pico oscuro y dorado. Pone al pájaro en la percha y se disculpa para atender a otro cliente.

El hombre ve al pájaro y empieza a hablar de forma usual. “Pájaro bonito, pájaro bonito, ¿quieres una galleta?”.

El pájaro responde en un español tan hermoso que el hombre apenas y puede creer lo que sus oídos escuchan. Tienen una conversación acerca de las lluvias recientes, hablan sobre las últimas reformas políticas e incluso conversan acerca del más reciente mundial de fútbol. El hombre está más que sorprendido.

“Me lo llevo”, y le habla al chico, “me lo llevaré conmigo hoy mismo”.

Tan pronto como llegan a la casa del hombre, el pájaro empieza a lanzar una sarta de improperios. Todas las groserías que empiezan con c, una tras otra y sin final. El hombre no lo puede creer.

“Mira pájaro, no hiciste nada de esto en la tienda. Tengo invitados que vendrán esta noche. No te atrevas a avergonzarme con este tipo de lenguaje”.  

El pájaro continúa con sus groserías.

El hombre se harta y mete al perico en el congelador. “Eso lo calmará”, piensa el hombre.

Seguro, después de un minuto, el pájaro se calla por completo. El hombre abre el congelador y el pájaro se inclina ante él. “Discúlpeme, señor, nunca más volveré a hablar así. No sé qué me pasó”.

El hombre se siente muy satisfecho y con la mano le indica al pájaro que se siente sobre su hombro mientras el hombre hace sus cosas.

Unos minutos después, el pájaro se acerca a la oreja del hombre y le pregunta temeroso “¿Puedo hacerte una pregunta?”

“Claro, ¿cuál es?”

“Este… ¿qué fue lo que hizo exactamente el pollo?”

Baudilio Sosa Mayonga

Comments have been closed for this article.