Return to start

Exploración Urbana

Hola a todos, soy Dann (aún no me contratan para ser un escritor famoso, así que heme aquí). ¿Tú le tienes miedo a la oscuridad? ¿entrarías a un lugar abandonado, solo o sola, únicamente con tu mochila y una lámpara? Pues bien, hoy te hablaré sobre la exploración urbana, que se hace cada vez más popular entre los internautas. ¿Realmente valdrá la pena?

La exploración urbana o Urbex, se trata de la actividad ociosa de ir a lugares abandonados que con el paso del tiempo han sido olvidados, todo esto con la finalidad de observar qué es lo que hay ahí dentro. Existen una gran variedad de fotografías increíbles tomadas durante estas expediciones, que sin duda, también tienen su lado paranormal. Esperar a encontrar espectros o alguna cosa de ese estilo podría ser un factor importante de por qué lo hacen durante la noche. Hospitales, casas, cementerios y hasta minas, son sólo algunos lugares que las personas visitan.

En general, existen algunas normas no escritas, pero que si tienes un poco de sentido común debes seguir para no hacer de la experiencia de la exploración urbana, la última. Aquí te dejo algunas:

1) Permisos

La primera es pedir permiso al propietario cuando es posible, y avisar siempre a alguien externo que sepa dónde se encuentran, por cualquier eventualidad que se pudiera presentar. La segunda norma es respetar los lugares que se visitan, nada de robar cosas que hay ahí, nada de vandalismo, ya que, algunas otras personas pueden ir a ese lugar posteriormente a disfrutar y sentir lo que tú en ese momento.

2) Conoce los alrededores

Siempre es buena idea darle varias vueltas al exterior de la construcción para saber por dónde entrar, las salidas alternativas, etc. También creo que está de más mencionar que sería excelente si llevaras a alguien más contigo.

3) Toma precauciones en lugares antiguos

Lugares como catacumbas (galerías subterráneas que servían como lugar de enterramiento) pueden ser en extremo peligrosos, así que, si no conoces perfectamente el lugar o no sabes las salidas, mejor no entres. De igual manera, no es recomendable el estar en lugares muy antiguos, ya que estos son más propensos a derrumbes; si estás dispuesto a poner tu vida en riesgo, sé precavido en cada paso que des dentro de la construcción. Por si esto no fuera suficiente, el amianto o asbesto, se usaba comúnmente en construcciones de 1930 a 1970 y puede causar cáncer de pulmón.

4) Lleva lo necesario

No olvides tus botas, pantalones cómodos y resistentes, ni tu botiquín de primeros auxilios y una o dos lámparas extras (con pilas, por favor). También sería bueno tener un conocimiento previo sobre posibles organismos que se pueden encontrar en la región como serpientes, arañas o alacranes venenosos y siempre tener el número de emergencia en caso de necesitarlo.

5) Considera los riesgos

Evita entrar a lugares muy cerrados y ten muy en cuenta la posibilidad de encontrar algunos invasores viviendo en aquellos lugares, por lo que sería conveniente que nunca busques un conflicto o salgas de ahí si ves que la situación se pone peligrosa.

6) Prepárate para lo peor

Por último, y no por eso menos importante, es que en ocasiones ha pasado que la gente que explora se encuentra con cadáveres, o peor aún, con los asesinos, así que, no te tomes a la ligera este tipo de actividades si es que estás pensando seriamente en hacer exploración urbana. También toma muchas fotos y graba.

Bueno, esto ha sido todo por hoy, ¿tú te atreverías ir a estos lugares para calmar tu sed de adrenalina? Yo soy Dann y espero que me leas una próxima vez… si es que no quedas atrapado en alguno de estos lugares… o algo peor.

Daniel Díaz Hernández

Comments have been closed for this article.