Return to start

¿Sabes con quién duermes?

Cada noche tomas tu almohada, recoges tus cobijas y te acurrucas para tener unos dulces y placenteros sueños, cada noche crees estar sólo (si es que no duermes acompañado), pero existe un mundo en tu cama y esta de más decir que te acompañan algunos bichos.

Uno de los más grandes grupos de organismos que habitan y conviven en tus sabanas y almohadasy que quizá te suene, son los ácaros. Estos pequeños animales pertenecen al grupo de las arañas, ya que comparten muchas características en común. El grupo de los ácaros es tan grande y diverso que existen más de 45 000 especies, éstas  se estima que representan alrededor del 5% de todas las que pueden hallarse. Los puedes distinguir porque tienen seis pares de patas y su cuerpo es algo redondeado.

En el grupo de los ácaros existen muchas especies y varían de tamaño, las hay tan grandes e impresionantes como el grupo de los ácaro de terciopelo que puede llegar a medir más de 10mm, o especies tan pequeñas que sólo habitan en el folículo del pelo de diferentes mamíferos, incluyendo a los humanos. Éstas especies no son visibles a menos que tengas un microscopio ya que llegan a medir hasta 0.1mm.

Los ácaros se alimentan de partículas orgánicas, como las especies que se encuentran en el folículo del pelo. Se alimentan exclusivamente del sebo que ahí se produce o de piel muerta que queda en la cama; otras, se alimentan de la sangre como las garrapatas. Los ácaros están presentes  y tienen su origen desde que las plantas colonizaron los ambientes terrestres . Ésto quizá explica por qué los podemos encontrar en distintos ambientes que van desde el mar hasta la tierra, y hasta en nuestra cama vienen a dar.

Algunas especies de ácaros conocidas como garrapatas tienen una gran importancia medica, ya que pueden trasmitir enfermedades. Algunos otros ácaros simplemente generan alergias en algunas personas.

Los ácaros han generado asociaciones muy estrechas con diversos organismos vivos, como los arboles o en cultivos; algunas especies son plaga y otras los utilizan como control biológico. En fin, los ácaros, en general podemos decir que se encuentran en todas partes y en la mayoría de los animales del mundo.

Así que la próxima vez que vayas a la cama no olvides revisarla, aunque quizá ni te des cuenta con quién duermes, pero esta vez ya no será un extraño para ti.

Jorge Sánchez