Return to start

Elige la mascota perfecta para tu familia

Las mascotas pueden ser la compañía perfecta tanto para los jóvenes como para los las personas mayores, pero debes repasar cada detalle antes de elegir un gato, perro u otro animal para que sea parte de tu familia. Haste las siguientes cinco preguntas antes de tomar cualquier decisión final:

¿Dónde vives?

¿Vives en un pequeño departamento? Si es así, un perro grande e incluso un perro muy energético se sentiría incómodo en un espacio pequeño sin lugar para ejercitarse. Investiga antes de elegir una mascota. Ciertas razas (como el Parson Russell Terrier) son por lo general extremadamente activas y necesitan mucho espacio, mientras que un perro grande (como el Gran Danés) se sentirá bien en un apartamento pues la mayoría son algo flojos. Una casa grande con un gran patio puede que sea la indicada para las personas que tienen perros. Considera un gato o tener peces, mascotas que no tienen problemas para estar en lugares pequeños. Recuerda que tal vez un pájaro no andará saltando en el vecindario como un Gran Danés, pero si son muy ruidosos y algunas especies pueden molestar a tus vecinos.

¿Quién cuidará de tu mascota?

Si trabajas muchas horas, tal vez los animales como los peces o los reptiles que no requieren constante atención encajen mejor en tu familia. O si tu familia viaja mucho, contempla tus opciones de un cuidador de mascotas. Los padres con hijos muy pequeños que requieren de mucha atención tal vez no estén disponibles para cuidar de un cachorro inquieto o un animal energético. Si contratas una niñera pregúntale si le importaría incorporar a sus tareas diarias el alimentar al gato o pasear al perro. Las familias con niños tal vez quieran pensar en qué actividades pueden hacer sus hijos para que aprendan sobre la responsabilidad de cuidar un animal (pasear al perro, limpiar la arena del gato, alimentar a los peces o armar una jaula para hamster son buenas actividades para los niños).

¿Cuál es tu presupuesto?

Cuidar a un animal puede ser caro, asi que antes de todo haz un presupuesto y elige tu mascota en base al presupuesto. Deberás comprar juguetes para que tu mascota juegue con ellos, platos para agua y comida, y su espacio para vivir ya sea una pecera, jaula para pajaros o jaula para reptiles. Ciertos animales requieren de una dieta específica que también aumenta el presupuesto (los pericos, por ejemplo, comen semillas, vegetales y cacahuates.) Incluso algunas mascotas necesitan entrenadores, un gasto adicional que aumentará la cuenta.

¿Qué clase de mascota deberías sumar a la familia?

Desde perros, gatos, peces, conejos serpientes y tritones hasta algo exótico como un dragón barbudo, las posibilidades abundan. Hay muchos tipos de animales que podrían ser bienvenidos en tu hogar, pero por lo general los dividen en tres tipos de mascotas: para compañia, trabajo y exhibición. Las de compañía son  esas mascotas como los caballos o los perros que se quedarán contigo en las buenas y en las malas. Los animales de trabajo se eligen por sus habilidades especiales como guiar a una persona ciega o para cuidar al rebaño. Y los animales de exhibición por lo general requieren mucho tiempo y dedicación pues son entrenados para propósitos específicos. La mayoría de las familias buscan mascotas de compañía, a menos que tengan un miembro en la familia con alguna discapacidad (o que tengan el sueño de que su perro participe en una competencia canina).

La mascota que elijas depende de muchos factores. Si tienes hijos pequeños y no tienes tiempo para investigar sobre tu nueva mascota, recuerda los animales que son más fáciles de cuidar: como los peces, cangrejos ermitaños, monos marinos o caracoles. Si buscas un gato, las razas como americano de pelo corto o Birman y Burmese de pelo largo son las más felices amigables con los niños. Si buscas un perro los golden retrievers y los Labrador retrievers son una muy buena opción para tu familia además de que son los más energéticos y fieles compañeros que puedas encontrar.

Sea cual sea el tipo de mascota que elijas, si te tomas el tiempo para ver las necesidades de tu familia, situación de vivienda y compromisos financieros, tu nuevo peludo, escamoso, emplumado o viscoso amigo será rapidamente parte de tu familia.

 

Taciana Bañuelos Sauceda