Return to start

Las fotografías te están robando la memoria

Estás en casa de tu abuela y deciden ver un álbum de fotografías viejas. Ella relata sus historias como si hubieran sucedido ese mismo día. Tu madre la acompaña, recordando y platicando. Todos parecen recordar vívidamente lo pasado y te quedas sentado preguntándote, ¿qué hice mi cumpleaños pasado? Eres joven y tu memoria no debería ser un problema pero parece ser que algo no va muy bien. Resulta que existe un factor que puede estar alterando tu memoria y ni siquiera lo sabías. Un reciente estudio de la Universidad de Fairfield sugiere que tomar fotografías digitales puede estar afectando tu capacidad de retención en cuanto a la memoria.

Se presume que pueden ser dos factores lo que afectan la memoria. El primero es que nos toma un poco de tiempo asimilar los momentos para poderlos guardar en nuestra memoria. Nuestro cerebro está ocupado procesando la información y almacenándola. Cuando nosotros interrumpimos ese acto para tomar una fotografía, nuestra atención se torna en el acto de tomarla y no en apreciar el momento. Esto interrumpe el proceso de almacenamiento en la memoria que conlleva al no recordar. El segundo es que nuestra memoria no solo parece una película llena de imágenes que permanecen en nuestro cerebro. La memoria liga nuestros sentidos, la imagen con olores, sonidos y texturas. Al estar completamente presente podemos unir nuestros sentidos para crear una memoria fuerte, que perdura. En los tiempos de nuestros padres, en algunos casos de nuestros abuelos, era común revelar los rollos de fotografías y tenerlas en físico. Al ojear esos álbumes era más sencillo localizar la memoria, este acto aviva los sentidos, el tacto, el olor de la fotografía, etc. Con las nuevas fotografías digitalizadas no es posible considerar esas imágenes algo concreto y nuestro cerebro no las asocia con algo físico.

Ahora la pregunta es ¿podemos hacer algo para disminuir la falta de memorias adquiridas? Algunas compañías ya están encargándose de esto. Existen algunos prototipos para auxiliar a vincular las fotografías con texturas, aromas o sonidos. Microsoft está trabajando en unas gemas sónicas que graban sonido de manera continua. Para grabar el sonido simplemente hay que colocar el brazalete con las gemas dentro de su bol. Claro que este bol tiene sensores que decodifican la información en las gemas. Éste es solo uno de los múltiples ejemplos de alternativas para preservar esos momentos inolvidables o al parecer, olvidamos fácilmente.

A pesar del estudio de la Universidad Fairfield y de los prototipos de Microsoft, hay muchos otros factores y detalles que pueden determinar la capacidad de una persona para retener esas memorias o, más bien, crearlas. No es concreto o acertado decir que sólo por tomar una fotografía no recordarás lo que sucedió en ese momento pero puede ser que poco a poco estemos alterando nuestro cerebro y perjudicando los procesos naturales de éste. Sin duda es un tema que necesita mucho más estudio. Sin embargo, no está de más seguir contribuyendo con alternativas que mejoren nuestra memoria o que puedan ayudarnos a crear aún más momentos especiales. 

Qué Busca

Comments

paola     25 January 2017

Es un poco triste que en un futuro puede que dependamos de tecnología para recordar. Antes de llegar a ese extremo hay muchos ejercicios de memoria y es importante mantener nuestra mente activa para evitar problemas cuando seamos viejtos :)

melissamora     26 January 2017

Wow, nunca había pensado en eso de que las fotos digitales no las asocia nuestro cerebro con algo concreto/físico como las fotos que revelebamos de rollo antes. Muy interesante!

Comments have been closed for this article.