Return to start

Las estrategias más rídiculas usadas para ganar elecciones

Tras la elección de Donald Trump como presidente de nuestros vecinos del norte, no nos queda más que rascarnos la cabeza intentando averiguar cómo fue que alguien como él; misógino, racista y falto de luces, terminó siendo elegido por Estados Unidos como presidente de la nación. ¿Cómo es que logró? Después de ver estos ejemplos que te mostraré a continuación de otros políticos que usaron tácticas tan poco ortodoxas como Trump, quizás encuentres que las personas que votan por ellos no piensan muy bien.

El político que vio una oportunidad en Jay-Z y Kanye West y la tomó

Era el 2012 cuando Francia vió a dos hombres pelearse por el puesto de primer ministro. Nicolas Sarkozy trataba de ganar otro round dirigiendo el país de las crepas contra Francois Hollande. La campaña de Hollande se había enfocado más que nada en mostrar al candidato como uno más del pueblo, una persona en quién confiar y que además es amigo de las minorías. Ese último punto fue muy resaltado en el video subido a Youtube por un usuario #2H12CREW, donde el entonces candidato salía paseando por las calles rodeado de minorías étnicas como africanos y árabes pasándosela bien mientras sonaba la versión sin censura de Niggas in Paris.

La canción estaba en su auge y los votantes reaccionaron favorablemente. Si tomamos en cuenta de que el presidente que buscaba renovar su presidencia había llamado a los habitantes de los suburbios “basura” y dijo sin tapujos que “había muchos extranjeros” en Francia, ver a Hollande, un político que no encarna el espíritu del rap haciendo el esfuerzo, agrado a la mayoría y lo que pudo haber sido visto como racista en otros países, fue aceptado por los franceses. Si te interesa, puedes ver la campaña publicitaria en el siguiente link, sólo que tendrás que reproducir la canción por separado ya que infringe derechos de autor.

https://www.youtube.com/watch?v=sB1YED4mWhw

El comediante que ganó las elecciones

Corría el año del 2010 cuando Reykjavik, la capital de Islandia, pareció ser tomada por la mente creativa de Charlie Brooker, creador de Black Mirror.  Ahora que su elección puede que no sea tan disparatada si tomamos en cuenta que Jon Gnarr puede ser clasificado como el más cool de los candidatos a alcalde y ni siquiera tenemos que voltear a ver a los oponentes. A los 16 años abandonó la escuela y pasó por una serie de trabajos raros antes de ser comediante; su esposa es amiga de Björk (lo siento, ningún artículo con la palabra Islandia puede evitar mencionar a Björk), y no podemos dejar de lado el hecho de que le puso a su partido político “El Mejor Partido”. ¿Cómo puedes vencer eso?

Gnarr empezó subiendo videos y artículos burlándose de las campañas de los políticos, eligió el logo más usado, la tipografía más fea y las promesas de campaña más absurdas como “ofrecer toallas gratis en los spas” para ganarse a los votantes. Islandia recordará a este alcalde que asistía a los desfiles del Orgullo Gay vestido de mujer e incluso como una Pussy Riot. En el 2015 lanzó un libro con el humilde título de De cómo me convertí en alcalde y cambié el mundo, por si quieren saber más.

El ex alcalde corrupto que ganó por… ¿honesto?

William Hale Thompson ya había sido alcalde de Chicago por dos terminos en la época en la que Ley Seca era fácilmente violada por Al Capone, quién era un gran aliado de este colorido político. No volvió a postularse al cargo una tercera vez, aunque las reelecciones son posibles en Estados Unidos, porque uno de sus miembros de campaña fue descubierto aceptando sobornos. Quizás una persona normal diría que ese fue el final de su carrera, pero este no es el caso ya que tres años después volvió a postularse.

Días antes del día de votar y sabiendo que no encabezaba las encuestas debido a su pasado, Thompson tuvo la magnífica idea de realizar un debate excepcional. Sus adversarios políticos eran un viejo amigo miembro de su gabinete que terminó aliándose con su antiguo mentor. Para eso citó a la prensa y al pueblo llano en un teatro. La gente se sorprendió cuando vio llegar al candidato con dos ratas enjauladas en vez de subir acompañado de sus contrincantes políticos. Y aunque a forma de chiste, el terminó aceptando que le debía su carrera política a su mentor y que su antiguo miembro del gabinete era un incompetente al que él le regalo el puesto. Los ciudadanos de Chicago cayeron rendidos a sus pies, reeligiéndolo para un tercer mandato. Después de ganar las elecciones, Thompson siguió el camino de muchos políticos mexicanos, trabajando con la mafia y llenándose los bolsillos a costa de sus ciudadanos. Hasta la fecha se le conoce como el peor alcalde de Illinois.

Como podrás ver, ejemplos de campañas políticas disparatadas no faltan y ya que las acciones son factores determinantes para juzgar a una persona, juzguemos a quienes votan por ellos. Estos fueron sólo algunos de los ejemplos más claros de como cualquiera puede llegar a ser político si de verdad lo quiere y siendo esto el lado más positivo de este artículo, quedémonos con eso. Querer es poder.

Qué Busca

Comments have been closed for this article.