Return to start

Nuevas formas de usar la tecnología para cambiar el mundo

El siglo XXI inició con una transición tecnológica de grandes proporciones, donde la expansión de Internet y el desarrollo de las nuevas tecnologías digitales (como los Smartphones y las redes sociales) han supuesto una revolución humana sin precedentes.

A donde sea que vayamos y donde quiera que nos encontremos —hablando, por supuesto de locaciones urbanas—, lo más probable es que al voltear a nuestro alrededor nos encontremos con un teléfono inteligente siendo utilizado por el tecleo veloz de un individuo inmerso en el mundo virtual.

Así las cosas, a la par de este uso masivo de las nuevas tecnologías y el surgimiento de infinidad de aplicaciones y redes sociales, las formas de intervenir y generar cambios en el mundo contemporáneo también han dado un salto cualitativo muy importante. Por ello, a continuación te presentamos una lista de nuevas formas de utilizar la tecnología para cambiar el mundo.

Change.org: renovando la visibilización y difusión de los movimientos sociales

Los movimientos sociales, para que logren tener efecto en sus diferentes luchas de exigencia de justicia, siempre han tenido que ser visibles a través de los medios de comunicación para que la sociedad civil pueda enterarse de su existencia y actuar para respaldarlos. Sin embargo, es muy común que los medios opten por lo contrario y decidan dotar de invisibilidad a los movimientos al no transmitirlos por sus respectivos canales.

Con la llegada de las nuevas tecnologías se ha abierto un nuevo panorama de visualización de las causas sociales. Redes como Facebook y Twitter han facilitado como nunca el acceso a los medios masivos, con lo que cualquier movimiento ahora tiene la posibilidad de hacerse cargo de su propia transmisión y difusión —sobre todo en Facebook, donde recientemente se ha habilitado la opción de transmitir en vivo cualquier acontecimiento—.

Dentro de este abanico de plataformas digitales, Change.org se ha convertido en la red por excelencia para generar y recopilar firmas ciudadanas y a la vez darle difusión a cualquier movimiento.

Claro que no sólo los movimientos sociales han sabido aprovechar la llegada de los nuevos medios. También los partidos políticos se han apropiado de estas plataformas, y candidato que no hace propaganda por Facebook se perfila como fracasado desde un principio.

Facebook y las nuevas formas de organización ciudadana

Uno de los parte aguas más importantes del nuevo paradigma tecnológica es la híper-comunicación, que facilita una interacción inmediata y omnipresente entre los usuarios digitales. Estar permanentemente conectado es la nueva norma y si bien esto tiene muchas desventajas, también se puede utilizar esta nueva práctica cultural para mejorar la organización ciudadana.

Aprovechar las redes como Facebook para crear grupos interactivos por donde comunicarse y organizarse, en torno a las acciones de un movimiento social, se ha convertido desde hace años en una estrategia indispensable para volver más eficiente la coordinación de las luchas sociales. Fijar las siguientes acciones, decidir en dónde reunirse y a qué hora, discutir ideas y retroalimentar información sobre el progreso de las acciones, son algunas de las ventajas que ofrece este nuevo tipo de organización virtual.

Google Drive y Dropbox: compartir y crear documentos en línea

A la par de las redes sociales, los servidores virtuales —espacios digitales donde se pueden amanecer y compartir diferentes documentos y archivos multimedia— como Google Drive y Dropbox también se han convertido en elementos estratégicos para construir proyectos colectivos en línea.

A través de estos medios es posible compartir la lista de tareas pendientes, crear documentos que integren los objetivos, propuestas, tareas y estrategias de un movimiento u organización social o ciudadana y en sí, crear una red no limitada por los tipos de formatos manejados en los distintos archivos.

Compartir contenidos sin barreras: hacia una biblioteca del conocimiento mundial

Por último, quizás la mayor ventaja que hemos conseguido gracias al desarrollo tecnológico es la capacidad de acceder a una biblioteca inmensa de contenidos y conocimientos alojados en la red. Desde todo el mundo, la Web 2.0 está en constate construcción, siendo alimentada cada día y cada minuto, por nuevos contenidos de los usuarios.

Los ejemplos más obvios de estos espacios son sitios como Wikipedia, las bibliotecas virtuales de las universidades e incluso el mismo buscador de Google, pues con un par de clics cualquier pueda tener acceso a una infinidad de conocimientos e información de manera totalmente gratuita, ¡es la era de la información! Y no podemos hablar de cambiar el mundo, si no disponemos antes de un marco intelectual lo suficientemente amplio y nutrido para intervenir en las realidades que nos rodean.

Con esto concluimos nuestro artículo, esperamos te haya sido de ayuda para reflexionar las nuevas maneras en que la tecnología nos está ayudando a intervenir en el mundo contemporáneo, donde el intercambio de información y la conectividad acelerada son los rasgos que están marcando el inicio de una nueva era en la historia de la humanidad. 

Dogo Filósofo

Comments have been closed for this article.