Return to start

E.T. El Extraterrestre: la película que marcó el final de la industria de videojuegos caseros

En 1983, la industria de los videojuegos caseros se vino en picada, y la caída resultó ser más fuerte de lo que se esperaba. Durante los siguientes dos años, las ganancias para la industria de los videojuegos caseros calló en un 97%, y a la empresa que le pegó más duro fue ni más ni menos que la legendaria Atari, en un punto donde era la empresa con más rápido crecimiento en la historia de los Estados Unidos.

La catastrófica caida de Atari, y de la industria casera de los videojuegos junto con ella, se debió principalmente a una combinación entre la saturación del mercado y la sobreproducción de cartuchos de videojuegos; muchos de mala calidad. Pero eso no le impidió a la gente en encontrar a un “chivo expiatorio”: el desarrollador de videojuegos Howard Scott Warshaw, y su juego final: E.T. el Extraterrestre, desarrollado y liberado al mercado en la Navidad de 1982, para la consola ATARI VCS o 2600.

La leyenda urbana que se comenta sobre este icónico juego, es que Atari fabricó y liberó al mercado demasiados cartuchos de videojuegos, y que el juego E.T. era tan malo, que Atari enterró millones de cartuchos de este videojuego en un basurero municipal, en las afueras de Alamogordo, Nuevo México. En realidad, Atari enterró aproximadamente 750,000 cartuchos de videojuegos, entre ellos varios miles de títulos de E.T.

La historia completa y verdadera comienza en junio de 1982, con la salida en cines de la legendaria película E.T: el Extraterrestre. Para los que crecimos en la década de los 80, esta fue una de las películas que marcaron la década y que fue un éxito en taquillas, habiendo recaudado hasta la fecha la cantidad de 800 millones de dólares en todo el mundo, contando con un presupuesto inicial de tan solo 11 millones de dólares. Para el último trimestre de 1982, la película seguía en el cine vendiendo taquilla y fue entonces cuando Steven Spielberg, el afamado director de cine y quien dirigió este icónico filme, le pidio nada más y nada menos que a Atari que desarrollara un videojuego y lo tuviera listo para el mercado antes de Navidad en 1982.  

Howard Scott Warshaw, diseñador de videojuegos en Atari desde principios de los 80, ya había diseñado el juego “Los cazadores del Arca perdida”, basado en la película de Steven Spielberg “Raiders of the Lost Ark”, Filme que en 1981 obtuvo 5 Oscares, y fue la película más taquillera de 1981. Este juego fue del total agrado de Spielberg, quien decidió comisionar a Atari y a Warshaw para la creación de un videojuego basado también en una película taquillera: E.T. el Extraterrestre.

Este ambicioso proyecto le daría a Atari no más de cinco semanas para diseñar, desarrollar, probar y fabricar los cartuchos de videojuegos solicitados y sacarlos al mercado justo a tiempo para las compras navideñas. En 1982 como hoy en día, las empresas de electrónica y videjuegos sacaban sus mejores productos en la época navideña tomando ventaja de las compras durante ese período del año y aumentando sus ganancias sustancialmente. 

Dicho lo anterior, Warshaw trabajó incansablemente, casi 24 horas al día, en el diseño y producción del videojuego E.T., para lograr terminarlo en tan ambicioso poco tiempo. Debido a tan corto tiempo, el juego nunca fue probado apropiadamente, y tiene algunos problemas o “bugs”, como el hecho de que E.T. constantemente cae en hoyos en el juego, el temporizador estaba fuera de sincronía, el juego no tenía un final lógico y para muchos era demasiado difícil de jugar en el Atari 2600.

Sin embargo, la fama de este videojuego de ser el “peor de toda la historia”, no surgió sino hasta 20 años despues, cuando la gente empezó a decir en Internet y otros medios que éste era el peor videojuego de la historia de Atari, e inmediatamente se le relacionó con la caida de toda la industria y ganó el tétrico titulo de “el videojuego que destruyó a Atari”, lo cual es una exageración de la realidad, ya que la industria de los videojuegos caseros ya tenia sus días contados y E.T. fue un cartucho que salió al mercado en el peor momento posible. Para muchos usuarios, no es el peor videojuego producido por Atari, ya que esta empresa saturó el mercado con títulos para el VCS 2600 que eran realmente fatales. Sin embargo, la salida de este título en Diciembre de 1982, la caida de la industria en 1983 y recientemente, el desenterramiento de cientos de títulos de E.T. del basurero de Alamogordo, todo filmado en un afamado documental, han incrementado la mala fama de este videojuego.

Qué Busca