Return to start

Cumpleaños: Expectativa vs realidad

Lo más probable es que seas uno de estos dos tipos de persona: te gusta hacer una enorme fiesta e invitar a todos los que has conocido por tu cumpleaños o prefieres pasarlo desapercibido, tal vez comer con tu madre por cortesía. No tiene nada de malo una o la otra. Todo se trata de gustos. Sin embargo, ¿qué sucede cuando tienes un plan o crear una expectativa que no termina siendo realidad? A veces tomamos ideas de las películas donde los jóvenes hacen fiestas masivas con mucho alcohol, chicas, drogas y cosas alocadas y extravagantes. ¿Qué tan cierto es esto y cuántas veces se convierte en realidad?

Digamos que invitaste a unas 50 personas a través de un grupo de Facebook. Esperas que de esas 50 vayan 60 por los externos que son invitados. Acomodas los muebles y hasta casi los vendes para meter 60 personas en un pequeño apartamento de recién graduado. Se hace la hora de la fiesta y piensas, “Es temprano, nadie llegará a la hora acordada”. Pasa una hora, dos, tres… Creo que entendemos el punto y como siempre, llega tu grupo de amigos más allegados (tal vez 3 personas máximo) y con suerte un primo buena onda de tu edad. Tal fiesta de cumpleaños es como cualquier fin de semana cuando se juntan a jugar videojuegos y comer pizza.

Lo que sucede cuando no festejas tu cumpleaños pero tienes pareja es tan cierto. Comienzan a crear expectativas diciendo, “Ya viene tu cumpleaños”, “Seguro te vas a divertir”, “Este año si vamos a celebrar”. Se acerca la fecha y no sabes nada de algún plan o reservación así que piensas en: una fiesta sorpresa. Llegas a tu casa después de un largo día para encontrar una casa vacía… ¿Qué sucede? Sale tu pareja con un regalo del tamaño de una cajetilla de cigarros, volteas a la mesa y hay comida rápida de un lugar que no te gusta, una película de romance pésima puesta en el reproductor y si tienes suerte un par de flores o velas. Digo, no es que no se aprecie el esfuerzo o las ganas de estar solos pero, ¡qué clase de suspenso es ese!

Pasa algo similar con los obsequios. Les muestras a todos el mes de tu cumpleaños, todas las cosas que te gustan y esperas que capten que son ideas de regalos. ¿Qué obtienes en tu cumpleaños? Una pluma, un chocolate (con cacahuate… al cual eres alérgico…) una gorra que nunca usarás o un suéter horrible de un color que nunca en la vida has usado. Creo que es mejor hacerse a la idea de malos obsequios o hacer un wishlist en alguna página de internet.

Aunque esperes una velada romántica y te lleven por una hamburguesa, hagas una fiesta y no vaya nadie o te regalan cosas que nunca usarás, es tu cumpleaños y hay que celebrarlo de alguna manera. A veces las cosas no salen como queremos pero mientras podamos pasar tiempo con gente que nos quiere supongo que vale la pena. Pero sí, creo que deberías hacer un wishlist y quedarte en casa a beber un poco de vino. ¿Qué tan mal puede salir eso?

Qué Busca