Return to start

Comunicación con conciencia

A través de estas líneas pretendo comunicar, pero deseo que mi mensaje retumbe en la conciencia de las personas para que así empleen adecuadamente la valiosa herramienta que poseen, como es transmitir o comunicar algo.

Etimológicamente hablando la comunicación se define como algo que se comparte o es de acceso común, hoy en día se dice que estamos perfectamente comunicados, que la información fluye con gran velocidad y en gran cantidad, lo nuevo en un segundo es pasado y el futuro parece haberse convertido en el ahora.

Nos bombardean a través de distintos medios con información, todos hablan a la vez y siempre se están estableciendo juicios y debates de personas, sucesos o decisiones. Sabemos cómo viven la personas de otros países, visitamos paisajes hermosos, pero aun así no logramos comunicarnos con nosotros mismos.

La comunicación como bien lo dice su definición es de acceso público y se comparte, ya que constantemente estamos diciendo algo, ya sea con el cuerpo, la voz o nuestras acciones. Todo lo que comunicamos es trasladado a un juicio público donde buscamos obtener muchos votos que nos hagan sentir que nuestras decisiones son las correctas.

Pero a pesar de que todos podemos recibir información, la comunicación se ha deteriorado, como esta fluye a gran velocidad las personas no quieren perder tiempo y buscan decodificar los mensajes de manera rápida para así recibir el siguiente mensaje. Cuando un adulto opta por métodos tradicionales de comunicación suele causar mala e incomoda impresión sin obtener mucha información de regreso.

Un mensaje, una llamada, un me gusta o una publicación absorben nuestro tiempo y no podemos hablar cara a cara porque es aburrido y monótono, prefiriendo entonces compartir nuestro nombre en redes sociales o nuestro número para platicar horas con la tecnología de por medio porque es más fácil conversar si hay ganas y si no simplemente se ignora.

Si realmente se desea comunicar debe haber interés por empatizar con la persona que nos envía un mensaje, se debe tener paciencia y sobre todo un alto grado de escucha, porque de nada sirve hablar si la persona que recibe el mensaje solo piensa en lo que quiere decir, sin escuchar y poner atención en el mensaje que se envía.

Muchas personas suelen tener una gran vida virtual y sus charlas son las mejores, pero cuando entran en contacto con otro ser humano en el plano real son unos ineptos, ya que han mutilado el canal de comunicación convirtiéndose en grandes ventrílocuos hablando solo a través de un dispositivo electrónico.

Hay un dicho que dice “El mejor conversador es el que sabe escuchar”, es totalmente cierto porque de nada sirven dos personas que hablan sin pausas y ninguna se escucha, es como dictar un monólogo en un teatro vacío. Comunicar es todo un arte, ya que si no lo haces correctamente puedes llegar a lastimar u ofender a las personas o simplemente tu mensaje no será recibido, ni decodificado. Comunicar también es una responsabilidad porque es una gran herramienta y si se utiliza para el mal, haremos demasiado daño.

No solo se trata de hablar para ser escuchado y catalogado como sabio, es un proceso que permite enriquecerse si se hace correctamente, ya que nadie es conocedor de todo y mucho menos posee la verdad única. A través de la correcta comunicación podemos ganar muchas cosas como amistad, respeto, conocimiento, agradecimiento y paz. Debemos comunicarnos correctamente con nuestros semejantes, que merecen nuestra pasión y atención; preocuparnos por lo que nos quieren transmitir es algo que nos permitirá ser mejores personas y generará vínculos estrechos de comprensión y empatía.

No permitas que el ego se apodere de tu ser, escucha tu corazón y observa más allá de lo que solo te dicen con palabras, analiza los movimientos corporales, las situaciones y siempre brinda un maravilloso oído. También siempre recuerda comunicar con conciencia, no utilices tu lengua para dañar, utilizarla para sanar corazones.

Gracias por permitirme comunicarme.

Fadme Yamila Jimenez Helu