Return to start

Se acercan los gigantes a Baja California

Como cada año, durante los meses de noviembre a marzo, la Península de Baja California recibe a la ballena gris (Eschrichtius robustus). Ésta llega a las aguas de las lagunas que se encuentran en la Reserva de la Biósfera el Vizcaíno, en el Santuario de Ballenas con el mismo nombre para reproducirse y criar a los ballenatos.

La ballena gris tiene un tamaño máximo de 16 m, llega a pesar entre 20 y 40 toneladas; anualmente necesita 65 toneladas de comida en promedio, se alimentan de pequeños crustáceos como camarones, krill y misidacéos. Su periodo de gestación es poco más de un año. Es decir, las hembras viajan preñadas y terminan su periodo de gestación dando a luz en los meses de diciembre y enero en las aguas californianas. La lactancia de los ballenatos es de aproximadamente siete meses terminando en agosto aproximadamente.

Estos gigantes migran desde el mar de Bering, cerca de Alaska hasta el mar del Pacífico en la Península de Baja California. El investigador Dale W. Rice y sus colaboradores del Laboratorio Nacional de Mamíferos Marinos con sede en Estados Unidos realizó un estudio en el cual documento cuantas ballenas eran cazadas a lo largo de su ruta de migración.

La mayor presión e incidencia de captura fue para el norte de su distribución, el mar de Bering y parte del Pacífico entre Canadá y Estados Unidos. Menciona que los esquimales habían cazado a las ballenas grises con un método tradicional de aproximadamente una por año, a raíz de la implementación de una nueva técnica de caza y botes de navegación más modernos ofrecidos por la ex Unión Soviética. Los esquimales llegaban a cazar hasta 165 ballenas grises por año. Los explotadores americanos de ballenas grises en el siglo XIX y XX, registraron estimados de hasta 8,100 ballenas en el periodo de 1846 a 1874.

Las ballenas grises fueron protegidas en 1946 al prohibir la captura comercial por la Comisión Internacional de Ballenas, aunque después se permitió la captura de alrededor de 320 ballenas con fines científicos en 1960, se menciona que alrededor de 138 ballenas fueron capturadas ilegalmente también en ese año.

El investigador Luis A. Fleisher del Instituto Nacional de Pesca en México, menciona que en 1972 por primera vez en el mundo se declara el concepto de “refugio marino” en la legislación mexicana, enfocada para la ballena gris y sus zonas de reproducción.

Actualmente la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas menciona que se ha logrado salvar a la ballena gris de la extinción; ya que en los últimos 19 años se ha visto un incremento en el número de ballenatos y ballenas que arriban cada año, registrándose para el inicio de la temporada un nacimiento de 208 ballenatos y alrededor de 376 ballenas.

La ballena gris no esta a salvo del todo, existen aún riesgos como la exploración y la explotación petrolera, la contaminación, y la captura incidental. Al final, las ballenas son nuestros gigantes más cercanos y su desaparición implicaría grandes consecuencias para la existencia humana. 

Jorge Sánchez

Comments

Marce     25 January 2017

Yo quiero ir a verlas, nomas que no sé dónde en Ensenada.

Jorge Sánchez     25 January 2017

Marce en el puerto "Ventana al mar" salen unos barcos, pero si puedes ir a la laguna "Ojo de Liebre" en Baja California Sur, esta mejor.

Sarahi     20 February 2017

En el viejo Malecón hay varios barquitos que te llevan, cerca de donde esta Baja naval esta un stand donde te dan más información de los viajes

Comments have been closed for this article.