Return to start

9 meseras revelan lo peor que les ha pasado en el trabajo

1. ”Cuando trabajaba para una compañía de banquetes, los clientes por lo general me manoseaban y me llamaban 'reina'. Después de haber trabajado un turno de nueve horas, la palabra 'reina' sólo me hacía enfurecer. Luego trabajé en otro lugar donde un empleado le hacía cosquillas a las empleadas con el permiso del chef. Cuando unas cuantas de nosotras enfrentamos a nuestro jefe, tuvo 'una charla' con él. Ese empleado sigue trabajando ahí pero nosotras ya no”. —Brenda, 22 años

2. "Mi jefe me daba nalgadas o me masajeaba las piernas enfrente de los clientes. Un día estaba de pie cerca de la entrada, asegurándome que no hubiera nada que hacer afuera y él se sentó en el piso y comenzó a masajearme las piernas.” —Isabel, 21 años

3. “Mientras ponia los vasos en el fregadero, dos chicos en el bar estaban tratando de llamar mi atención pero yo los ignoraba mientras hacía mis cosas. Entonces respondieron a mi silencio diciendo que yo era bastante sexual y oriental, que cómo es que estaba siendo tan callada y sumisa. Inmediatamente dejé esa sección para hacer algo más en cualquier otro lugar del restaurante." —Susi, 22 años

4. "Una vez un bebé vomitó en la mesa y los padres se fueron sin decirnos nada, sin limpiarlo ellos mismos, sin pedir un trapo, sin ser corteses de alguna manera. Y era una mesa de 8 personas. MUCHAS GRACIAS POR LA ADVERTENCIA, PADRES." —Alexis, 22 años

5. “Solía trabajar en los buffets de los domingos y un montón de gente llegaba de la iglesia, así que recibía muchos folletos de por qué Dios es nuestro salvador en lugar de una propina monetaria.” —Nelly, 22 años

6. “A) Un grupo de 27 personas me dejaron un dólar de propina. B) Alguien dejó un pañal sucio debajo de la mesa.” —Elisa,22 años

7. “Una noche, todo el personal (del equipo de cocina) renunció porque estaban demasiado hartos de la gerencia, pero se suponía que debíamos de abrir la mañana siguiente para el almuerzo. Nuestro jefe era tan avaro que se rehusó a cerrar hasta encontrar personal nuevo, así que abrió la mañana siguiente sin personal de cocina y con aproximadamente tres camareros. Se puso a cocinar con uno de nuestros chicos de transporte y fue HORRIBLE. Incluso le dije a algunos clientes que quizá deberían ir al restaurante de comida mexicana que estaba cruzando la calle. Los panecillos sabían a cartón y no podían cocer los huevos. Nuestros clientes estaban muy molestos y... AGH, no fue nada bonito.” —Marcela, 19 años

8. “No sé si es algo horrible o si ha sido lo más incómodo, pero una vez un chico me pidió que cambiara el canal de una televisión y después de que lo hice, me tomó de la cabeza y la olió. Pero la olió profundamente. Trataba de adivinar qué clase de shampoo usaba. Estaba totalmente impactada y no sabía qué hacer, ¡así que salí corriendo!” —Jessica, 23 años

9. “Creo que hay un chico que usa nuestro baño para masturbarse. Siempre pregunta por la contraseña del Wi-Fi y se lleva su tablet cuando entra al baño. Me da algo de asco.” —Martha, 22 años

Eira Regalado Cavazos

Comments have been closed for this article.