Return to start

Madre, trabajadora, mujer

Ser madre es uno de los sentimientos más complejos y difíciles de explicar. La maternidad exige de las madres dar todo de sí y un poco más. Puede ser abrumador, las madres se enfrentan con dilemas constantes y decisiones por tomar. Lo más complicado es encontrar un balance entre la vida personal, el trabajo o estudios y ser madre. Debe haber un poco de todo. Además cada madre es diferente y tiene metas distintas. Hay madres que prefieren dedicarse solamente a ser madres, hay otras que quieren trabajar y crecer en lo laboral, hay otras que quieren estudiar algún posgrado y otras que necesitan darse más tiempo para sí mismas para no entrar en caos y descontrol. Lo que nadie les dice a las madres es que cualquiera que sea tu necesidad o gusto está bien.

Todas las madres somos mujeres, personas

enemos necesidades, gustos y a la vez nos estresamos y nos frustramos. No es sano hacer siempre lo que no queremos. Es inevitable como madres  hacer algo que no queremos pero está dentro del balance que tenemos que encontrar. El sacrificio es parte importante de la maternidad pero no debe ser lo único. Siempre se puede encontrar la manera y el tiempo de hacer lo que queremos. Un problema que surge es la sociedad, que siempre nos dice que ya que somos madres no podemos hacer nada, de ahí entramos en pánico y cometemos errores graves por miedo y desesperación.

Como mujeres debemos apoyarnos y recordarnos que no debemos perdernos como persona para ser madre, y si uno quiere dedicarse a ser madre por completo tampoco tiene nada de malo. No es para llamarlas anticuadas o antifeministas. En estos tiempos se ha vuelto de moda no tener hijos y dedicarse a la vida independiente, está perfecto pero eso no da derecho a criticar a las mujeres que deciden ser madres.

También hay muchas mujeres que no saben lo que quieren. Es aún más difícil ir buscando lo que nos hace felices con la marcha pero es un aprendizaje enriquecedor. No es necesario saber siempre lo que quieres pero hay que crecer e irlo averiguando con la marcha para poder tomar decisiones acertadas.

El tiempo es un concepto que a veces nos apresura o nos asusta. Pensamos que tenemos que continuar con todas nuestras labores de soltera aun después de tener hijos. Puedes tomarte un descanso de otras tareas, un tiempo para dedicarte a tu hijo, recuerda que tienes TODA una vida por delante y te esperan muchos años para ir cumpliendo tus sueños. Si te sientes presionada no aceleres las cosas porque lo único que perjudicas es tu salud y la de tu familia. Procura hacer un plan de vida, visualízate e intenta diferentes actividades. Seguro encontrarás la rutina que mejor se acomode a ti.

Esta es la clave de la vida y de la maternidad

Ser feliz. Haz lo que te gusta y lo que te llene. No dejes que los demás te hagan sentir mal por lo que quieres hacer, sólo no olvides a tu hijo/a que te espera siempre con amor. 

Qué Busca