Return to start

10 personas tóxicas que debes ignorar en tu vida a los 20

Hay tantas personas tóxicas en este mundo que te hacen querer permanecer dentro de tu casa. Sin embargo, en un esfuerzo por evitar que estés entre los confinados (lo cual, para que conste, es mi categoría favorita de personas) del universo, aquí hay algunos tipos de personas de las cuales te conviene alejarte ahora mismo y ¡boom!: de repente será mucho más fácil salir de tu casa e interactuar agradablemente con los seres humanos. Para ser claro, no tienes que enviarle un correo en masa de separación a esas personas con un gif mostrando el dedo del medio al final (podrías en cambio; vivir la vida como tú quieras), pero alejarlos de tu vida fácilmente te brindará una paz de la que no tienes idea. Así que leamos juntos detenidamente y empecemos una sigilosa eliminación de amigos en varios sitios de redes sociales, ¿quieres?

1. La persona que es grosera con los meseros y que hace que te sientas agradecido de nunca haber sido su mesero.

Si estas agradecido que nunca hayas tenido que interactuar con tus amigos de otra manera de lo que normalmente lo haces, ¡¿qué estás haciendo siquiera?! Si alguien es parte de tu vida, es idóneo que sean amables con todos en el mundo (tanto como puedan; algunas personas son idiotas). Si sólo son amables contigo u otras personas en específico y unos mamones con otras personas, es probable que un día seas tú al que griten sin razón alguna. Está MUY BIEN dejar ir a esta persona. 

2. Esta persona que te dice que está contenta que no seas como las “otras” chicas.

Esto viene comúnmente de amigos hombres, pero también de mujeres que son como, “¡Oh DIOS MÍO, nunca me llevo bien con otras mujeres, pero tú eres muy graciosa!” De alguna manera es incluso más desalentador oirlo de otra mujer, pero no importa quién diga esto, cualquier persona en tu vida que piense que “no eres como las otras putas y zorras estúpidas” necesita lidiar silenciosamente con sus problemas con mujeres y después tal vez puedan tener una amistad. Pero antes de todo necesitan ser como, “¡XD tenía problemas, lo siento!” y tú tienes que ser como, “La misoginia necesita ser desconocida. ESTA BIEN, mi amiga”.

3. Esta persona que te dice cosas horriblemente feas y que luego te dice que aprendas a reconocer una broma.

Yo odié a personas como ésta cuando era un niño en crecimiento y mi desagrado por ellos siendo adulto no se ha tranquilizado en lo más mínimo. Ya sea si tu amigo está diciendo cosas como racista/sexista/homofóbico/ transfóbico, etc., y tú estás como, “ Oh hey, para tu información, eso es súper ofensivo y no gracioso, así que...”, y ellos están como, “ Oh cállate, el idiota que me llama por decir cosas horribles en un esfuerzo por ayudarme a ver el error de mis modales”, alejalos de tu vida como si fueran basura descompuesta.

4. La persona que sólo te habla cuando necesita algo.

Recientemente, empecé a deshacerme de estas personas, pero creo que me tomó bastante tiempo porque de alguna manera no podia creer que existieran. Así como, “Espera, tú literalmente me hablas solo cuando necesitas algo de mí, pero eso no puede ser cierto porque si fuese así serías un pedazo de mierda”. Y aun así es posible que necesiten irse ahora.

5. La persona que acaba de salir con alguien y que ahora ya básicamente NO existe.

Esto nunca ESTA BIEN. Esto nunca ha estado BIEN. Los amigos no son sustitutos entre una relación.

6. La persona que te deja atrás en forma constante y por lo que sabemos es que en realidad es un fantasma que envía mensajes de texto desde el más allá.

Hasta cierto punto es razonable pensar que ya no debes ser amigo de alguien que te ha dejado abajo tantas veces que ya no puedes saber si esa persona es o no una entidad corporal. No es que seas un anti fantasmas, es solo que si crees no estar seguro de que esa persona existe en estas vicisitudes de la vida (o espera, demonios, ¿¿se movieron??), es suficiente razón para terminar tu amistad falsa.

7. La persona que pasa todo su tiempo contigo hablando pestes de amigos en común.

Hay una regla que todos conocemos, la cual es que si alguien le hace algo a alguien probablemente esa persona te lo haga a ti también. Aun así, si tenemos un amigo que habla un sin fin de porquerías sobre nuestros otros amigos estamos como, “Bueno, ella probablemente no dice pestes sobre mi porque soy perfecta y solo digo cosa geniales y uso los atuendos más recientes”. Y aun así, nos equivocamos porque esa persona en realidad habla mal de nosotros. Déjalos libres como en la canción de Frozen.

8. La persona que nunca aprecia lo que haces por ella por que cree que lo merece todo y es la “reina de nada”.

Honestamente, las personas que no son agradecidas o humildes son espantosamente desalentadoras. No debes recordarte a ti mismo el no ser el típico generoso e increíble tú, sí esa es la manera que estas acostumbrado a tratarlos. En cambio, deberías hacer el paso de la luna a aquellas personas que te tratan como si trabajases para ellos sin ser pagado.

9. La persona que sinceramente te hacer sentir mal contigo mismo.

Ya sea elogios con doble intención o tonterías directas que den pena, cualquiera que te haga sentir mal contigo mismo más del 20 por ciento del tiempo, ya sea intencional o no, pone a tu corazón triste y no necesitas más de eso. Simplemente no.

10. La persona a la que sientes que no puedes comentarle tus sentimientos.

Sé que todos somos unos angelitos sensibles que no siempre podemos expresar nuestros delicados sentimientos, eso no quiere decir que si alguien no te comprende deberían aventarse a un autobús. Sin embargo, si tienes un amigo con quien sientes que no puedes ser honesto (ya sea si es sobre qué tan depresivo has estado últimamente o que hirieron mucho tus sentimientos o que no sientas que sea justo que te hicieran dividir la cuenta cuando lo único que pediste fue té helado), tranquilo. Solo hazlo. Se supone que las relaciones tienen que ser divertidas, sí , pero cuando cuando son difíciles debes ser capaz de ser como, “Hola, te quiero, pero tú me lastimas”, y después ellos pueden ser como, “ ¡Te quiero también y lo siento mucho si te lastimé, no te lastimaré de nuevo!”. Si ellos no pueden hacer, solo hazte amigo de la TV. Yo lo hice y la vida es genial.

Ovidio Toro Griego