Return to start

¿Instalación con Baño o Iglesia Bautista?

Se cuenta la historia de una señora que era bastante anticuada, siempre tan delicada y elegante, especialmente en su lenguaje. Ella y su marido estaban planeando una semana de vacaciones en Florida, así que ella escribió a una zona de acampar particular pidiendo una reservación.

Ella quería asegurarse de que el área de acampar estuviera totalmente equipada, pero no sabía muy bien como preguntar acerca de las instalaciones de baño. Ella simplemente no podía atreverse a escribir la palabra "retrete" en su carta. Después de mucha deliberación, a ella finalmente se le ocurrió la palabra Instalación con Baño. Pero cuando escribió eso ella aun pensó que estaba siendo muy atrevida. Así que empezó todo desde el principio otra vez y reescribió la carta completa refiriéndose a la Instalación con baño como IB. "¿La zona de acampar tiene su propio IB? es lo que ella realmente escribió.

Bueno, el propietario de la zona de acampar no era para nada anticuado, y cuando él recibió la carta, el simplemente no podía descifrar de lo que la mujer estaba hablando. Ese asunto de IB realmente lo desconcertó.

Después de preocuparse acerca de eso por un rato, él le mostró la carta a varios campistas, pero ellos tampoco pudieron imaginar que era lo que la señora quería decir. Así que el dueño del área de acampar, finalmente llegando a la conclusión de que la señora se debería estar preguntando acerca de la Iglesia Bautista local, se sentó y escribió la siguiente contestación:

‘’Querida Señora

Lamento mucho la demora en responder su carta, pero ahora me place informarle a usted que un IB está localizado nueve millas al norte de la zona de acampar y es capaz de sentar a 250 personas de una vez. Yo admito que esta bastante lejos si estas en el hábito de ir regularmente, pero no dudo que estará complacida de saber que un gran número de personas llevan consigo sus almuerzos y hacen un día de ello.

Ellos usualmente llegan temprano y se quedan tarde. Es una instalación tan hermosa y la acústica es maravillosa. Incluso los sonidos de entrega normales pueden ser escuchados.

La última vez que mi esposa y yo fuimos fue hace seis años, y estaba tan lleno de gente que nosotros tuvimos que estar parados todo el tiempo que estuvimos ahí. Puede que le interese saber que en este momento una cena se está planeando para levantar dinero para comprar más asientos.

Me gustaría decir que me duele muchísimo no poder ir más regularmente, pero ciertamente no es por falta de deseo por mi parte. A medida que envejecemos, parece ser un mayor esfuerzo, particularmente en un clima frío.

Si usted decide venir a nuestra zona de acampar, tal vez yo pueda ir con usted la primera vez que vaya, sentarme con usted, y presentarla a todas las otras personas.

Recuerde, esta es una comunidad amigable.

Sinceramente,

El dueño del campamento.’’

Baudilio Sosa Mayonga