Return to start

Conoce gente nueva y haz nuevos amigos

Los humanos somos seres sociables y por naturaleza convivimos unos con otros. Desde pequeños tenemos la oportunidad de interactuar con personas que después de un tiempo pueden llegar a convertirse en nuestros amigos. Conforme pasa el tiempo  puede que esa amistad perdure o que desaparezca.

Algunas veces nosotros mantenemos nuestros amigos durante años. Otras, las amistades duran muy poco tiempo. Existen muchos factores y situaciones que definen y mantienen la amistad. Es algo que va cambiando conforme cambiamos nosotros. Por eso la amistad es muy importante para el hombre, los amigos nos acompañan y nos ayudan a crecer. De la misma manera hay que preguntarnos a veces si es igual de importante conocer gente nueva.

Es importante tener un balance entre amistades duraderas e ir conociendo gente nueva, aventurarnos al mundo en busca de alguien parecido a nosotros e incluso completamente diferente pero que tenga alguna clase de conexión con uno. Suena bastante arriesgado y como que puede ser mucho trabajo. Tal vez lo sea, pero vale la pena. Así como al crecer nos distanciamos de ciertas personas, debemos buscar otras que puedan acoplarse a nosotros. Muchas veces podemos tener miedo de acercarnos a alguien por el rechazo. Pero como todo en la vida, de eso se aprende y no hay nada de qué avergonzarse. Todos conocemos gente y hacemos amigos con el paso de los años y es normal que a veces no funcione. Puede llegar a ser como en las relaciones amorosas. Por lo que no hay que dejarnos vencer y debemos continuar con la positividad y apertura de conocer personas.

Hay muchas maneras de conocer personas, unas menos vergonzosas que otras. Algunas veces sucede de manera espontánea. Podemos considerar el trabajo y la escuela como lugares donde es muy posible que las amistades surjan por sí mismas y que podamos conocer gente muy interesante y con mucho que enseñarnos. Sin embargo, aún podemos dejar al lado la vergüenza y conocer personas en fiestas, reuniones, parques y otros lugares de recreación. Los niños cuando van al parque platican y juegan con los otros niños y no lo ven como algo extraño o les da pánico la reacción que puedan tener los demás. Tomemos su ejemplo y platiquemos con la persona que va al lado de nosotros en el transporte público. Saluda al chico que dibuja en el parque, a la chica que patina en la avenida principal, al que pasea a su perro solo todos los días por tu casa o a la que toma café y lee un libro en tu sitio favorito.

Existen tantas cosas que podemos aprender de gente nueva. Nos saca de nuestra zona de confort y del ambiente al que estamos acostumbrados. Si conocemos a alguien fuera de nuestro círculo de amistades podemos ver que hay gente con muchas otras ideologías y formas de pensar, con anécdotas que contar y  cosas que compartir. Te expande la mente y abre muchas puertas. Es como viajar, cuando uno viaja conoce otras partes y otras culturas porque tiene ese propósito en mente. Si no se puede viajar, podemos conocer el mundo tan solo hablando y entablando amistad con otras personas, personas diferentes a las que estamos acostumbrados.

No hay nada de malo en tener amigos de toda la vida pero no dejes que la costumbre te encadene a personas que a veces no son de bien para nosotros. Si has tenido malas experiencias con amigos, conoce gente nueva. Si tienes amigos de toda la vida, igual conoce gente nueva. Al encasillarnos nosotros mismos en la rutina podemos perdernos de todo lo que hay afuera. Los amigos y personas estamos para ayudarnos, conocernos, compartir, disfrutar juntos y crecer. Anímate a ampliar tu mente y a abrir puertas que no habías podido antes. 

Qué Busca