Return to start

¿Qué fue primero? ¿El huevo o la gallina?

Es común que veamos a la gallina como algo cotidiano, sin embargo, te has preguntado, ¿de dónde viene?. Los gallos y las gallinas se encuentran en nuestra comida: en el famosísimo y delicioso caldo de gallina, las enchiladas, en si, en nuestra cocina,  en nuestra cultura y varios aspectos de nuestra vida cotidiana. El nombre científico por el cual se le conocen a estos animales es Gallus gallus, ésta es la más comercial aunque existen otras especies y el gallo es la versión masculina y la gallina la versión femenina.

Yi-Ping Liu y sus colaboradores de la Academia de Ciencias de China, realizaron una investigación para tratar de obtener el punto de origen de la domesticación de las gallinas. Aunque previamente se ha discutido que tuvo su origen en el sureste asiático, las especies y zonas donde se llevo a cabo la domesticación son aun inciertas, ellos encontraron que la domesticación de las gallinas tiene múltiples orígenes, es decir viene de una mezcla de diferentes variedades de gallos que se distribuyen en Yunnan, Suroeste de China y las área aledañas como Vietnam, India y Tailandia.

Con lo anterior podemos saber algunas regiones que posiblemente originaron la domesticación pero aun no queda claro el origen, por ello Jonas Eriksson de la Universidad de Uppsala en Suecia y sus colaboradores realizaron un análisis para poder explicar el origen, tomaron en cuenta una característica común en la mayoría de las gallinas, algunas presentan patas y piel amarillas mientras que otras especies pueden presentar  un color blanco o negro en la piel y patas.

Ellos identificaron como primer paso que la coloración amarilla de la piel y patas estaba vinculada a una mutación que sólo afecta el color y no los tejidos, ya que esta mutación disminuye la coloración de una proteína llamada carotenoide (presente en la zanahoria, por eso su particular color). Ellos mencionan también que los gallinas de una raza roja de la selva (Gallus gallus) son los ancestros de los pollos domesticados y originan a las gallinas que tienen la piel y patas blancas, las gallinas que tienen las patas y piel amarilla provienen de especies diferentes muy probablemente de los gallos grises de la selva (Gallus sonneratii).

LaDeana W. Hillier y una serie de colaboradores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington fueron más allá de entender el origen de las gallinas, tomando en cuenta  que las gallinas son el descendiente moderno de los dinosaurios. En su investigación analizaron toda la información genética que contienen estos animales para poder visualizar  como se agrupan los elementos genéticos que los conforman, en un futuro esto ayudará a entender más los procesos que los originaron y  de paso también a nosotros y a todos los vertebrados.

Entender estos patrones puede que no mejore los caldos de gallina de tu restaurante favorito, pero pueden servir para lograr mejorar los procesos de producción y de sus productos derivados, así como entender algunas enfermedades que padecen estos animales. Con ello, la próxima vez que comas pollo o te llamen gallina, recuerda que es el descendiente moderno de los dinosaurios y los años de domesticación en Asia han logrado que hoy llegue hasta tu mesa.

Jorge Sánchez