Return to start

Cómo hacer amigos cuando eres adulto

Al convertirse en adulto hay cosas que resultan más fáciles y otras que no tanto. Una vez que terminamos la escuela y comenzamos un trabajo no interactuamos con personas nuevas o diferentes a nosotros. Por esta razón, se vuelve más difícil hacer nuevos amigos siendo adulto.

Las amistades deben ir evolucionando con nosotros, al crecer, cambiamos conforme maduramos y los amigos hacen lo mismo. En algunos casos maduran juntos y en otros resulta en una ruptura de amistad. ¿Qué sucede cuando te vas quedando sin amigos? Así como es importante pasar tiempo a solas lo es tener amigos con quien compartir y en quien confiar. Si eres un adulto con pocos o ningún amigo y estás desanimado porque crees que nunca volverás a hacer amigos no te preocupes.  Solo se vuelve más interesante la búsqueda pero no significa que no sea posible.

Si quieres hacer amigos hay varias tácticas que puedes aplicar dependiendo de tu estilo y gustos. En la mayoría de los casos lo único que necesitamos en confianza y olvidar la vergüenza. Recuerda que muchos otros adultos se sienten igual y es probable que estén en busca de un nuevo amigo.

Tácticas Sociales

1. Si eres una persona un poco tímida y evitar ir a lugares con mucha gente lo mejor es intentar en lugares como librerías, tiendas de videojuegos, un café o un restaurante. Te sorprenderías de la cantidad de personas que va a esos lugares solos. Son buenos lugares donde ya puedes darte una idea de lo que le gusta a la persona y al tener algo en común es más sencillo comenzar una conversación. Puedes intentar incluso en el transporte público. Si tomas el transporte todos los días seguro notas que las mismas personas lo toman también, esta es una gran oportunidad para conocer a gente que tal vez se dirige a la misma dirección o que vive cerca de tu casa.  

2. Si eres una persona más extrovertida puedes salir a tomarte algo a un bar/pub, tomar clases de algo diferente o deportes extremos, o solo en cualquier lugar. Muestra tu lado alocado, desafiante y sin miedo. Comparte eso con alguien más y seguro crearás una conexión.

3. Lo más importante a recordar es que la comunicación es todo. En algunos casos la amistad sucede de manera espontánea pero en todos los otros, parte de que alguna de las dos personas inicie una conversación. Puedes comenzar con algún comentario como “Pueden atender más lento”, “Te gusta eso, a mí también”, cualquier cosa con relación a lo que sucede a tu alrededor. De ahí puede que la otra persona reaccione de manera positiva y continúe con la conversación o tenga prisa y decida irse.

4. No desesperes, no todas las personas con las que hablas van a convertirse en tus amigos pero entre más interacciones tengas tienes probabilidad de encontrar a alguien que se acomode a tu forma de ser. Respira, habla despacio, sonríe y escucha.

Los adultos nos ponemos muchas barreras con el paso de los años. Es nuestro propio deber olvidarlas y seguir adelante con toda la convicción y seguridad que teníamos de niños. Olvida la vergüenza, siéntete seguro con el adulto en el que te has convertido y muéstrale al mundo que eres una persona con mucho que dar. Seguro encontrarás muchos buenos amigos. 

Qué Busca